A través de la televisión, millones de mexicanos serán testigos de las pugnas de un matrimonio en el que él ya ha sido Presidente del país y ella quiere la candidatura.

Él no escatimará recursos para que eso se concrete; ella intenta separarse de su marido porque le resta popularidad en su intención de ser Presidenta. Así será “La Candidata”, la nueva telenovela que se estrenará en unas semanas y de la que ya se empezaron a rodar las primeras escenas con reconocidos actores. ¿O a poco pensaba que se trataba de Margarita Zavala tratando de zafarse de Felipe Calderón? Cualquier parecido es mera coincidencia.

Lo que sí puede ser es que se trate de una estrategia para posicionar la imagen de la exprimera dama a través de una telenovela, truco ya practicado por Calderón cuando era Presidente. ¿O a poco ya se le olvidó aquel drama donde se ensalzaba a los policías federales? Ver para creer.

El pendiente

En el PRI las cosas se calientan. Luego de la presentación que hizo el líder nacional, Enrique Ochoa, de los integrantes del CEN, todos se preguntan ¿por qué, si faltan unos meses para las elecciones en Nayarit, Coahuila y Edomex, no se nombró al secretario de Acción Electoral? Hay quienes están molestos. Hay que estar atentos a lo que pasa en el tricolor.

Regreso a Aztlán

Las tribus perredistas regresaron a sus orígenes y realizaron una marcha en contra del Presupuesto de Egresos. Teniendo los canales institucionales para hacer valer su opinión -incluida la Jefatura del GDF- optaron por provocar un inolvidable caos vial afectando a terceros y logrando que todo se vaya a los canales institucionales. Es decir, la marcha sirvió para dos cosas. Lo más seguro es que a los perredistas les hacía falta el regreso a sus orígenes: marchar para hacerse notar y arreglar lo necesario en un escritorio.