¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!
EN UN ESTADO EMPOBRECIDO Y SAQUEADO, LLENO DE CORRUPCIÓN COMO LO ES OAXACA, ASOMBRA E INDIGNA QUE LA DEUDA ESTATAL GENERADA POR EL GOBIERNO DEL ESTADO SE HAYA DUPLICADO A 14 MIL MILLONES DE PESO, COMO LO INFORMA EL “FUNCIONARIO,” ENRIQUE ARNAUD, SECRETARIO DE FINANZAS”.  SOLAMENTE FALTA COMPROBAR SI ES VERDAD O ES SUPERIOR…PERO LO QUE NADIE DUDA ES QUE AHORA HAY MUCHOS FUNCIONARIOS TOTALMENTE ENRIQUECIDOS GRACIAS AL APOYO Y GESTIONES DE JORGE, “El coco”, Castillo…
Parece que el candidato al gobierno del estado de México es un fiel socio y colaborador de Enrique Peña Nieto: Gerardo Ruíz Esparza, quien administra las grandes obras de infraestructura y por tanto los grandes negocios… ya sabemos que haciendo cosas algo escurre a los bolsillos, bueno, no algo, un montón…y los políticos del estado de México saben bien que: “Político pobre, es pobre político”
         Cuando hay oficio político y se demuestra una formación disciplinada en el servicio y en el control político, los políticos en “retiro” no se pueden dar por “muertos”, solamente hasta que se les lleva al cementerio. En los tiempos de crisis y de baja credibilidad en las instituciones y en los mandos de la política a nivel nacional, es cuando esos políticos sobrevivientes de mil batallas se convierten en hombres indispensables para dar consejos y brindar apoyos, operar los hilos políticos y ser los mandos para apretar a los que se quieren ir por la “libre” o que piensan que, ante el deterioro de la fuerza “moral del jefe” y la falta de confianza y de credibilidad de los ciudadanos, pueden destacar en el mundo de la política y, ellos, esos oportunistas, son los que más daño hacen para poder encausar los mandos y las directrices en el gobierno. Así MANLIO FABIO BELTRONES sigue siendo un referente y sobre todo, un hombre confiable para la consulta y para el buen desarrollo de la política.
         Además de los encuentros comida con algunos secretarios del presidente para comer y disfrutar los tiempos de libertad y de opinión, se sabe que  también mantiene una relación especial y de confianza con el presidente y por ello es muy significativa la cena realizada el pasado 27 de septiembre (de acuerdo a una información de José Ureña, aparecida el día 6 de octubre en el diario 24 HORAS) con el presidente y Manlio Fabio Beltrones. Sin duda una buena reunión que debe ser valorada en su magnitud ya que ha sido una cena de varias horas y de varios temas, con toda seguridad. El presidente ni Manlio están para las reuniones de “cuates”, no son hombres de la frivolidad. Son hombres que están o deben estar en el análisis constante de los acontecimientos políticos y para ello, Manlio, conoce el enorme valor de la información en el manejo del poder, no por nada ha sido el alumno y amigo más aventajado de Fernando Gutiérrez Barrios. Por eso mismo se debe  valorar más que nunca la importancia de hacer un esquema operativo de la información que salga del chismerío y de la especulación al del análisis y que sirva a la operación.
         Con los acontecimientos no solamente está en juego la estabilidad política del presidente y su capacidad para sobrevivir a los desafortunados acontecimientos políticos y las condiciones de malestar y encabronamiento social en todo el país. Sus antiguos aliados, los partidos o los jefes de los partidos políticos, que firmaron el Pacto por México, ahora son los peores y encarnizados enemigos ya que en su oportunismo solamente ven y velan por sus intereses y no por el buen desempeño de un proyecto político que no es de ellos, porque al final, solamente ha beneficiado al presidente y así, en esas condiciones de crisis, también, el PRI, puede perder el poder en las próximas elecciones, ya que sin duda alguna, los operadores de Peña Nieto, no solamente son inútiles sino inocentes y apendejados, así que sin otro camino, el presidente debe recurrir a los “viejos lobos de mar” que saben salir de las crisis y mantener el control de los barcos a punto de naufragar…Estamos ante una crisis económica, política, de credibilidad y confianza, el presidente quieran o no aceptarlo su grupo de achichincles que le tienen copado, porque a ellos les conviene que el presidente esté apendejado porque hacen mayores negocios a su sombra; en verdad que está en crisis y apanicado, encerrado y cercado, por tanto tiene que recurrir a un político al que no le tiemble la mano para poner orden en ese equipo de mediocres y oportunistas que viven en Los Pinos.
         Algunos analistas me dicen que por qué razón no hace uso de la fuerza operativa de Osorio Chong y la realidad es que no lo hace, porque al hacerlo le dejaría, como en los tiempos del 68 dejara Díaz Ordaz a Echeverría operar la crisis y convertirse, liquidando a los demás “suspirantes”, como el candidato obligado, al punto que al tiempo, poco tiempo, el mismo Díaz Ordaz reconocía que no era bueno con el “destapador” y que se arrepentía de lo que se vio obligado  hacer cuando apanicado, no sabía responder a la crisis social y política generada por la represión en contra de los estudiantes. Hoy, estamos también en una crisis similar en Ayotzinapa y en los recortes y brutalidades que se hacen en la educación y con la deficiente y dañina “reforma educativa” que impuso Nuño, desde que era el consejero más cercano de Peña, y esto es lo que se debe evitar, que los achichincles manipulen la voluntad de un presidente porque siempre lo hacen viendo sus intereses y ganancias, no lo que es mejor para el pueblo de México… por eso estamos como estamos: en la jodidez total, en la pendeja y en la indignación y encabronamiento….