Los que se van abusaron y se saciaron del poder, cuestiona el politólogo

Oaxaca.- Para el politólogo, Cipriano Flores Cruz la nueva administración estatal deberá comenzar desde el primero de diciembre con un estado en orden y paz social, si quiere despejar en poco tiempo.

En entrevista, dijo que el gobierno aliancista (PRD – PAN – MC – PT), no sólo deja una enorme deuda financiera, sino también en el ámbito social, al no haber resultados tangibles para los ciudadanos.

“A casi dos meses  de concluir el mandato, podemos decir que ya se van los que gozaron del poder, abusaron y se saciaron, ese es el retrato más claro de los que todavía gobiernan el estado”, lanzó.

El también investigador y escritor admitió que a seis años del inicio de lo que fuera un gobierno en el que la gente había depositado su confianza, los mismos ciudadanos le dieron la espalda en las urnas el pasado 5 de junio.

“La gente está enojada y lo  manifiesta, primero en las urnas y luego en las calles; vemos en en el 2010 Gabino Cuéobtuvo unos 700 mil votos y seis años después José Antonio Estefan Garfias saca apenas 400 mil sufragios”, externó.

Perder 300 mil votos es una elección a gobernador es la mejor prueba de cómo un gobierno es calificado por su pueblo, y la nueva administración debe arrancar con una base sólida a partir del primero de diciembre, opinó.

Externó que los funcionarios que integren el Gabinete  Legal en el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa (2016 – 2022), deben aprender en menos de seis años pues sino les pasará lo mismo que a los actuales.

Flores Cruz externó que Murat Hinojosa recibirá un estado en ruinas no únicamente financieras, sino moral, en donde se debe rescatar el optimismo y la confianza de la gente, al prevalecer el enojo y la desesperanza.

“Ojalá la curva de aprendizaje de la nueva administración no tarde seis años, los ciudadanos necesitan funcionarios con experiencia y resultados en un corto muy corto plazo, lo primero será reconstruir el estado y luego empezar a levantar a Oaxaca”, manifestó.

Lo primero es darle paz social al estado, es decir gobernabilidad porque sin ella, no hay empleos, inversión y luego gobernar con los mejores hombres y mujeres para empezar con el pie derecho, concluyó.