¿Se ha preguntado usted si el sistema político mexicano tiene ventajas? Pues aquí la va una: si un candidato de cualquier partido le sacaran un video en el que hiciera declaraciones  misóginas y agresivas contra las mujeres, y derivado de esto su partido lo desconociera, no tendría nada. El poder omnipotente de los partidos no permitiría que esa candidatura avanzara un día más. Eso no sucedió en el Partido Republicano de Estados Unidos con Donald Trump. ¿Ya ve cómo si le buscamos sí le podemos encontrar algo positivo a nuestro sistema político? ¿A ver, encuéntrele otro?

“Por mis pistolas”

Ya quedó claro que el senador panista Jorge Luis Preciado se mueve por la libre. Por eso presentó esa iniciativa -sin el apoyo del partido- de armar a los mexicanos para que puedan defenderse de la inseguridad. Lo curioso está en que mientras en Estados Unidos ciudadanos, legisladores y medios de comunicación (la portada de ayer del Chicago Tribune) están peleando por el desarme ciudadano, el panista se aventó esta puntada. El proyecto ya sirvió al menos para que algunos se acuerden de que Preciado es legislador.

Participación infantil

Propone la Comisión Nacional de Derechos Humanos que los niños participen en la construcción del modelo educativo. Para algunos puede sonar descabellado, pero bien organizada y supervisada podría ser una gran idea. Seguro la Secretaría de Educación Pública se llevaría una sorpresa al ver las opiniones de muchos de los menores de edad que -en su mayoría- tienen mayor madurez emocional que sus propios maestros. Ojalá que esto no sea sólo una ocurrencia de la CNDH y se formalice la propuesta con ideas.