Ciudad de México. Jesús Alberto Cano Vélez, director general de la Sociedad Hipotecaria Federal, aseguró que pese al reciente incremento en la tasa de interés doméstica, ésta no se ha traspasado a los créditos hipotecarios.

Indicó que para este año se esperan colocar alrededor de 100 mil millones de pesos en créditos puente para la construcción, que se comparan muy favorablemente con los 10 mil millones colocados en 2012.

Entrevistado en el contexto de la Expocihac, la semana de la construcción, señaló que México tiene un sector robusto. Mencionó que los créditos hipotecarios se mantienen a tasas fijas bajas y en pesos lo que significa una buena noticia para las familias mexicanas.

Consideró que todavía es un buen momento para adquirir un crédito hipotecario con la banca, el Infonavit o el Fovissste, porque además se obtiene plusvalía.

Anunció que este miércoles se realizará el primer tramo de la bursatilización de las hipotecas del Fovissste por 7 mil millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores y se espera que el otro tramo por otros 7 mil millones se realizará en diciembre próximo.

Estos recursos serán para fondear las hipotecas del Fovissste que permitirán continuar otorgando créditos .

Cano Vélez afirmó que la Sociedad Hipotecaria Federal representa 26 por ciento de todo el saldo de crédito del sistema bancario mexicano, y explicó que del saldo total del crédito de la banca a los constructores por un monto de 65 mil millones de pesos, el banco de fomento otorgó 16 mil millones de pesos.

Mencionó que las zonas de más plusvalía en la construcción de vivienda en la Ciudad de México son las delegaciones Miguel Hidalgo, Benito Juárez y colonias como la Roma, Condesa, Polanco, entre otras.

En el interior de la República el dinamismo se observa en la Riviera Maya, en Puebla, Querétaro, Aguascalientes y Guanajuato, así como toda la zona del Bajío.

En el evento estaba anunciada la presencia del Secretario de Hacienda, José Antonio Meade y de la   titular  de la Sedatu, Rosario Robles, quienes no acudieron.

La Jornada