Benjamín Méndez

Un grupo de mujeres pararon labores y se reunieron en el andador turístico de la capital de Oaxaca, para mostrar su indignación ante los feminicidios y violencia de género que se registra en la entidad, en el país y en el Mundo, respondiendo al llamado del “Miércoles Negro” convocado por mujeres argentinas.

“Estamos aquí para decir que estamos indignadas, somos millones de mujeres indignadas porque hemos sido violentadas, a pesar de que fuimos educadas para callarnos alzamos la voz, porque calladitas no nos  vemos ni nos interesa ser bonitas, queremos ser libres”.

Las mujeres oaxaqueñas denunciaron la complicidad de silencio que tienen  los gobiernos y pidieron a las mujeres parar este día, para que se pare el mundo.

“Tenemos miedo de que nos maten por ser mujer, a cualquiera nos puede pasar, por eso hoy venimos a decir basta”.

El “Miércoles Negro” fue convocado por el grupo Ni Una Menos en Argentina por la indignación y conmoción que causó la violación y el asesinato de Lucía Pérez, una adolescente de 16 años.

Según la fiscal que investigó el crimen, la víctima “fue sometida a agresión sexual inhumana, y el excesivo dolor le causó la muerte por reflejo vagal”, que provocó un paro cardiorrespiratorio.