Ecos de Covián
La semana pasada hablábamos del inicio de las precampañas para buscar la candidatura presidencial de algunos suspirantes a ocupar la residencia oficial de Los Pinos, a propósito de la promoción en redes sociales del titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, misma que él y su equipo negaron, argumentando que sólo se trataba de aprovechar los espacios que ofrece Internet.
Lo cierto es que en las últimas semanas el encargado de la política interior del país ha privilegiado el diálogo con mujeres y jóvenes, principalmente, en un formato donde se muestra cercano a la gente.
Incluso durante la gira de trabajo que sostuvo el lunes por Colima, se dio tiempo para recorrer a pie varias cuadras, en las que aprovechó para saludar a las personas que encontraba a su paso, a pesar de la lluvia que caía en esos momentos.
Osorio Chong, sabe que un buen político debe convivir con el pueblo, que no debe ser visto desde arriba de un templete, sino a la altura de los demás y está aprovechando ese conocimiento para romper con la imagen del clásico secretario de Estado que parce inalcanzable.
Incluso se puede ver como su equipo de seguridad es demasiado discreto y cada vez que puede se pone frente al volante de la camioneta donde suele transportarse.
Por el contrario su tocayo, Miguel Ángel Mancera, se ha enfundado en la figura del paladín que está dispuesto a todo, con tal de defender los intereses de sus gobernados, incluso enfrentar al titular de la Secretarío de Hacienda, José Antonio Meade por un mejor presupuesto para la CDMX.
Se comienzan a definir los estilos de cada uno de los suspirantes, habrá que ver cuál se impone.