Denuncian impunidad en atentados contra hermanos de dirigente de la CROC

Benjamín Méndez
Mayra Luis Martínez, secretario general de la Sección 01 de la CROC de Oaxaca, acusó al gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo, y al fiscal general, Joaquín Carrillo Ruiz, de encubrir a los presuntos responsables del atentado contra uno de sus hermanos y el asesinato de dos más.
La líder de los transportistas explicó que el pasado jueves, su hermano Guadalupe Luis Martínez, fue baleado presuntamente por integrantes del Sindicato Libertad, entre los que se encontraban Iván Luis Villaseca, Salvador Vásquez Taboada y otras cuatro personas.
Pese a que se puso la denuncia y con pruebas se ha identificado plenamente a los responsables, dijo, la Fiscalía General del Estado no ha liberado las órdenes de aprehensión en su contra.
El móvil del atentado, afirmó, es que la CROC tiene el contrato colectivo de trabajo de las obras que se realizan en las calles Oaxaca, Alfonso Reyes y Octavio Paz, del municipio de San Francisco Tutla, lugar en que fue baleado Guadalupe Luis.
También refirió el asesinato de otros dos de sus hermanos este año, crimen cometido presuntamente por un tal Marcos, Oaxaca y Juniors, apodos con el que son identificados los supuestos responsables.
“Me han estado amenazando porque yo he puesto las denuncias. No me voy a cansar de poner las denuncias correspondientes porque está de por medio la vida de mis hijos y la de mi familia. Ya me mataron a dos este año, ¿quiere Gabino que me maten a otro?”.
Mayra Luis manifestó que se ha cansado de meter oficios y hablar directamente con el gobernador Gabino Cué, quien únicamente la refiere con el director de transportes de materiales pétreos de la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra), “el cual no sirve para nada, lo he manifestado públicamente y se lo he dicho personalmente a Gabino Cué”.
Tras hacer responsable al Gobernador de Oaxaca de lo que pueda pasarle a ella, a su familia y/o a los agremiados de la CROC, aseguró que las autoridades del estado les negaron otorgar seguridad a Guadalupe Luis, tras el atentado en su contra. Por esta razón, optaron por darle atención médica en su caso debido al temor que fuera atacado en la clínica hospitalaria en que fue atendido.
“Tenemos ocho días de haber interpuesto la denuncia y no se ha aplicado la ley. Los que intentaron matar a mi hermano andan en la calle como si nada, porque dicen que él (Gabino Cué) los protege, dicen que son su gente choque”.