Mazunte, Mitla, Teposcolula, Huautla de Jiménez y Calpulálpam, son sinónimo de calidad turística y desarrollo social y económico, afirma la titular de Turismo y Desarrollo Económico.

Oaxaca.- El Gobierno de Gabinjo Cué, a través de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (STyDE), impulsa la creación de ofertas y productos turísticos de Oaxaca con el fin de incrementar la calidad de vida de los oaxaqueños y elevar el desarrollo económico de las comunidades.

Lo anterior, indicó la titular Ángela Hernández Sibaja, se ve reflejado en los cinco Pueblos Mágicos con que cuenta el estado, mismos que albergan riquezas naturales y culturales inigualables.

En los pueblos mágicos de Mazunte, Región Costa, San Pablo Villa de Mitla, en los Valles Centrales, Calpulálpam de Méndez, en la Sierra Norte; San Pedro y San Pablo Teposcolula, en la Mixteca y Huautla de Jiménez,  en la región Cañada, se concentran atractivos para todos los gustos, desde cálidos paisajes de playa y sol hasta imponentes bosques.

De acuerdo con Hernández Sibaja, en seis años existen más productos turísticos en el estado, por lo que la dependencia a su cargo sigue trabajando por el desarrollo de infraestructura y certificación especializada a prestadores de servicios para ofrecer gratas experiencias a quienes visitan y viven en cada uno de los Pueblos Mágicos.
 
En este marco, la titular de la STyDE reiteró la invitación a los turistas nacionales, extranjeros y a los propios habitantes del estado a ser parte de las costumbres, tradiciones, historia y envolverse en las maravillas que reúnen los Pueblos Mágicos de Oaxaca.

A los pueblos mágicos existentes en el país, en lo que va del sexenio del Gobierno de la República, la Secretaría federal de Turismo (SECTUR) ha destinado 250 millones de pesos para obras de beneficio colectivo.

Pueblos Mágicos con gran diversidad natural y cultural
 
Una amplia diversidad de celebraciones, gastronomía y escenarios naturales visten a los Pueblos Mágicos de la entidad, logrando la fascinación de cada visitante.

En cada uno de ellos, los visitantes podrán revivir la historia de los ancestros como en San Pablo Villa de Mitla o San Pedro y San Pablo Teposcolula, así como disfrutar de la tranquilidad de caminar por calles llenas de una magnífica arquitectura vernácula en Calpulálpam de Méndez.

Explorar bosques de coníferas y encino o adentrarse en las segundas grutas más profundas del mundo es posible en Huautla de Jiménez, o dejarse seducir por mágicos atardeceres en Mazunte.

Finalmente, la funcionaria recordó que el estado de Oaxaca es identificado en el mundo por sus impresionantes fiestas y tradiciones, y por sus 5 Pueblos Mágicos, que la convierte en un referente cultural nacional e internacional, que en conjunto con sus variados escenarios naturales, impresionan a los visitantes.

Paralelamente, se siguen reforzando las labores de promoción para atraer a más visitantes a los principales destinos turísticos del estado, lo cual impacta de forma positiva en la economía general del estado.