Mario GIRÓN/Estado 20
Diputados locales del PRD, Horacio Antonio Mendoza, Paola Gutiérrez Galindo y Alejandro Aparicio Santiago, intervienen para evitar injusticia o vencedores y vencidos en el tema revestimiento de 2.5 kilómetros de la agencia municipal San Pedro El Alto, en donde la empresa constructora Luna Mar concluyó la obra y, sin embargo, siguen sin cobrar 1 millón 921 mil pesos, a poco más de un mes de concluir el gobierno municipal de San Mateo Peñas.
El Agente municipal, Rafael Cruz Silva, informó lo anterior explicando que por clamor popular se acercaron a la LXIII Legislatura buscando ayuda, concretamente de los diputados perredistas enterados de una problemática en donde están involucrados el administrador municipal, Víctor Rodolfo Zárate Ramírez y la citada constructora, ahora, buscando que San Pedro El Alto pague “los platos rotos”, cubriendo el importe de la obra caminera.
Recordó que derivado del conflicto postelectoral tres administradores municipales han ocupado la silla y gastado las finanzas municipales de San Mateo Piñas no para bien de la comunidad, si no para crearles problemas financieros con señores constructores sin cobrar montos de obras  ejecutadas, en respuesta hoy se dan a la tarea de presionar y amenazar con fincar responsabilidad a beneficiados con resultados, como pretenden hacerlo con San Pedro El Alto, sin nada que ver en la firma de un contrato.
Cruz Silva destacó que el actual y tercer administrador Zárate Ramírez se defiende ante los cobradores de la constructora Luna Mar. Les ha jurado que el pago no procede en su administración y les argumenta que con el ex administrador, Jesús Ramírez, si no hubo protocolo de entrega recepción, mucho menos informe del estado financiero que guardaba la tesorería municipal hasta antes del pasado mes de agosto.
En respuesta, al observar y comprobar que Zárate Ramírez es de piedra y firme en la convicción de no pagar, los constructores juegan la última carta buscando recuperar el dinero invertido, ahora, presionando a los titulares de la agencia municipal, amenazándolos con fincarles responsabilidad judicial si no pagan más de un millón de pesos.
“Los señores legisladores del PRD nos explicaron no perder la calma, que la amenaza no procede toda vez que nosotros no firmamos un solo documento, menos, contratamos a quienes ejecutaron el revestimiento de 2.5 kilómetros”, agregó el entrevistado.
Subrayó que en un clásico está convertida la opacidad con la que se gasta el dinero municipal en cada uno de los ejemplos de los tres administradores. El primero de ellos, Cuitláhuac Victoria Huerta, se marchó sin rendir cuentas, menos, pagarle a la empresa Luna Mar, por el trabajo ejecutado.
Luego llegaría Jesús Ramírez; se fue también sin cubrir la deuda, manifestando que no podía hacerlo porque no hubo protocolo de entrega recepción, como tampoco rendición de cuentas, por lo que el pago no procedía.
Al respecto opinó el Vicecoordinador de la bancada del PRD, Horacio Antonio Mendoza, señalando que fue citado el administrador Víctor Rodolfo Zárate Ramírez así como la autoridad de San Pedro El Alto y como invitados los próximos responsables de conducir el destino político y administrativo de la agencia citada.
“Es más de un millón de pesos que a los beneficiados correspondía por concepto de participación y los recibieron materializados a través de una obra caminera. Un dinero que existió, lo tuvieron para pagar una obra pública, sin embargo se esfumó”, destacó el legislador.
Vamos a establecer qué pasó con el dinero, por qué no se pagó y sobre todo, intervenir, es necesario dejar de molestar tanto a la autoridad como a los habitantes de San Pedro El Alto, como parte inocente en este espinoso desacuerdo financiero.