Un juzgado de distrito en Quintana Roo le negó un amparo a la empresa Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe, S.A. de C.V., vinculada al ex Gobernador Roberto Borge, con quien buscaban levantar la clausura impuesta por la Profepa.

En un comunicado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente informó del resolutivo del Juzgado Cuarto de Distrito al amparo con el que la naviera pretendía retomar la operación del módulo para la venta de boletos ubicado en la Colonia Centro, Municipio de Solidaridad, que fue clausurado el 9 de noviembre.

La Clausura Total Temporal en materia de impacto ambiental se ejecutó luego que durante una inspección la empresa no exhibió la autorización en materia de impacto ambiental que autoriza la operación del módulo.

En los alegatos, la empresa, propiedad de empleados del priista Roberto Borge, no acreditó contar con la autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para ejercer la venta de boletos y otorgar información turística en el establecimiento.

Barcos Caribe, como se le conoce comercialmente, únicamente presentó una copia certificada de la licencia de funcionamiento expedida por el Ayuntamiento del Municipio de Solidaridad.

“De acuerdo al Juzgado Cuarto de Distrito, dicho documento no acredita contar con “permiso estatal vigente” para realizar la venta de boletos e información turística en el establecimiento donde opera la sociedad quejosa”, apunta el comunicado.
 

“Además, en los términos del artículo 131 de la Ley de Amparo, la medida cautelar en ningún caso tiene por efecto constituir derechos con los que no se cuenta la parte quejosa antes de la presentación de la demanda, por lo que se niega el juicio de amparo”.

El 19 de octubre, la Profepa también clausuró los trabajos de construcción de una taquilla de Barcos Caribe ubicada en la Terminal Marítima de Puerto Juárez, en Cancún, por no contar con la autorización de la Semarnat.

 

Reforma