Integrantes del grupo “Fortaleza Sindical” despliegan una serie de actores y acciones para permitir que la mafia del Istmo que encabeza Jenoé Ruiz López recupere el control del comité ejecutivo de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, lo que permitiría acrecentar la fortuna del citado ex secretario general seccional, acusado por la base trabajadora de incurrir en nepotismo, enriquecimiento  ilícito y tráfico de influencias.
Como estrategia para reconquistar la Sección 35 del SNTSSA, Jenoé Ruiz López se vale del accionar de su compadre, Rafael Jiménez Carballo (a) “El Chato”, quien se ha beneficiado de esta relación y del movimiento sindical desde hace 15 años, ya que ingresó a “laborar” como “médico general” mediante un contrato y en menos de un año alcanzó su base laboral.
Jiménez Carballo, “El Chato”, como le identifican los integrantes de “Fortaleza Sindical”, no sólo ha sacado provecho del movimiento sindical para su persona, también ha beneficiado a tres de sus hermanos, once sobrinos y hasta su esposa, quien goza de buen cargo y un código económico suculento, como los que asignó el  Secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, a sus colaboradores cercanos.
Los casos de nepotismo están muy claros con respecto a Rafael Jiménez Carballo, se encuentra el caso de su hermano Raúl Jiménez Carballo, camillero adscrito al Hospital de Tehuantepec, pero que mayormente de su tiempo se avoca como operador político y cobrador de “favores” de Jenoé Ruiz López.
Margarita Jiménez Carballo, hermana de Rafael, es asistente de información en el Hospital de Tehuantepec, también se desempeña como asistente personal del Secretario de Organización de la Sección 35 del SNTSSA, Israel Cazorla Santiago.
También se encuentra Ricardo Jiménez Carballo, a quien se benefició con una base laboral en el Seguro Popular, acusado de fraude  y de venta de insumos del REPSS.
Rafael Jiménez Carballo es compadre de Jenoé Ruiz López, este último secretario general de la Sección 35 del SNTSSA durante seis años, ambos crearon la figura de “Fortaleza Sindical” como disfraz a modo para que un grupo de “trabajadores” istmeños tomen nuevamente por asalto la dirigencia sindical, con el único motivo de asumir el poder por el poder y mantenerse enchufados al presupuesto público y a las cuotas sindicales.
Jenoé Ruiz López es actualmente secretario de previsión y asistencia social del comité ejecutivo de la Sección 35 del SNTSSA, se le involucra en casos de nepotismo y de haber colocado a su pareja sentimental en la Sub Dirección de Regulación Sanitaria durante la administración de Germán Tenorio Vasconcelos, asimismo se le vincula con una empresa patito dedicada a la elaboración de uniformes.