DETRÁS DE LA NOTICIA

En Oaxaca no se gana para sorpresas. Lo hemos repetido hasta el cansancio de manera más que machacona. Para observarlo, simplemente no hay que perder la capacidad de asombro. La realidad es increíble y lo increíble se hace realidad en la Gran Señora del Sur.

Cuándo imaginó usted, querido lector, que el criminal saqueo de Gabino Cué y su mafia, dirigida por il capo di tutti capi Jorge Enrique “El Coco” Castillo Díaz pudiera romper con mucho la cota histórica de la corrupción del PRI y superar los 30 mil millones de pesos.
Y, además, que Germán de Jesús Tenorio Vasconcelos, José Zorrilla de San Martín Diego, Netzahualcóyotl Salvatierra López, de Celso Enrique Arnaud Viñas y de Alberto Vargas Varela, pasaran a formar parte del top ten de los multimillonarios en nuestro país. 
La reportera Laura Díaz López reveló, en el diario Despertar, la impunidad y el cinismo de Jorge Enrique Castillo Díaz, vicegobernador con Gabino Cué, a pesar que Oaxaca está en quiebra, pero el “Coco” Castillo presume como nuevo magnate naviero suntuoso yate en el paraíso turístico de Huatulco donde vacacionó el fin de año.
“Para Jorge el “Coco” Castillo no hay “cuesta de enero” ni la habrá durante generaciones en su familia; en seis años de gobierno de su amigo Gabino Cué se volvió multimillonario en pesos mexicanos y también en dólares, y para quien lo dude, en diciembre sacó a pasear su yate y lo trajo a atracar a las paradisíacas de Huatulco”, sostiene la periodista.
“Luciendo la impunidad y la seguridad de tener amigos de verdad, “El Coco” Castillo vacacionó en las playas oaxaqueñas, mientras el gobierno del estado pedía préstamos bancarios a corto plazo y solicitaba adelantos al gobierno federal para cubrir salarios, aguinaldos y pagar a proveedores, a quienes les quedó a deber Gabino Cué”.
“El yate, causó la admiración de Laura, es precioso, digno de cualquier potentado y su dueño se solazaba con la admiración de quienes tuvieron la fortuna de verlo y hasta subir a bordo; con la sonrisa cínica dejaba el mensaje a socios, cómplices y amigos, del anterior y del actual gobierno”.
“Para los funcionarios del actual gobierno es claro que el boquete que dejó el gobierno de Gabino Cué supera los 30 mil millones de pesos, entre la deuda reconocida por el anterior gobierno, más los adeudos a terceros, proveedores de bienes y servicios, y hasta a contratistas de obras de media envergadura”.
La reportera estima que “la deuda oaxaqueña se podría pagar con sólo la riqueza detectada y denunciada de uno sólo de los amigos de Gabino Cué, Jorge “El Coco” Castillo, quien sin ser funcionario del “gobierno del cambio”, otorgaba obras sin licitación, imponía funcionarios, nominaba candidatos a cargos de elección popular, regenteaba programas sociales y promovía a inversionistas privados.
“De todos los negocios exigía su porcentaje, puntualiza Díaz López, y en algunos casos, como los programas sociales, se embolsaba directamente los recursos, como en las Cocinas Comunitarias y el Seguro Popular, en la época de los familiares de Gerardo Gutiérrez Candiani (titular del programa Zonas Económicas Especiales)”.
“Así llegó a amasar la fortuna que uno de sus antiguos correligionarios, el senador Benjamín Robles Montoya, le documentó tener en bancos, ofreciendo pruebas de más de 2 mil millones de pesos y la única respuesta que obtuvo fue del gobernador Gabino Cué, quien dijo: “Benjamín Robles fue beneficiario del gobierno que golpea”.
“Casi un mes después, el periódico El Financiero mostró documentos donde se comprueba que Jorge “El Coco” Castillo cuenta en diferentes bancos del país, a veces con prestanombres, poco más de 7 mil millones de pesos, para lo cual, entre 2010 y 2014, abrió 26 cuentas a su nombre o el de parientes y empleados, en instituciones bancarias como Bancomer, Scotiabank y HSBC”.
Los depósitos en esas cuentas suman 7 mil 401 millones 27 mil 467 pesos. El 84 por ciento de éstos se efectuaron en 20 cuentas abiertas en 2014. También dio a conocer qué cuentas de estos mismos bancos y a nombre de “El Coco” Castillo fueron congeladas por el Servicio de Administración Tributaria, como consecuencia de un adeudo fiscal por 64 millones de pesos”.
“Entre los prestanombres para abrir cuentas en Bancomer se encuentra su hermano Antonio Castillo Díaz y otros presuntos familiares identificados como Alejandrina Díaz Rodríguez y Graciela Adriana Díaz Rodríguez. En Scotiabank y HSBC abrieron cuentas sus amigos Miguel Carranza Guasch, Claudia Montserrat Calleja Gómez y Jorge Guillermo Ramírez Bolaños”.
“De los prestanombres, explica la periodista, el más conocido es Carranza Guasch, quien en la administración de Gabino Cué trabajó en la Secretaría de Gobierno, en el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca y en el Instituto Estatal de Educación Pública”.
“También tienen cuentas millonarias la esposa de “El Coco” Castillo, Adriana Gutiérrez, e incluso utiliza el nombre de sus hijos, Emilio y Santiago, al igual que sus cuñados, Iván y José Manuel”.
“En las cuentas abiertas con el nombre real de “El Coco” Castillo, los prestanombres aparecen como beneficiarios. En las que abren ellos, el beneficiario es el operador de Gabino Cué, Jorge Castillo”.
“El Financiero también dio a conocer que en Estados Unidos, Castillo tiene 24 millones 430 mil dólares.  Según el diario, cables de la embajada de Estados Unidos mostraban una historia que inició el 15 de abril de 2015, cuando la oficina de Hacienda de ese país envió una alerta previniendo sobre las operaciones irregulares de dinero por parte de Jorge Castillo Díaz en bancos de Estados Unidos, en los que incrementó significativamente sus depósitos”.
“El diario de la Ciudad de México puso como ejemplo de las cuentas de “El Coco” Castillo que en septiembre de 2015 tenía un balance de sus depósitos por 14 millones 380 mil dólares y, en diciembre del mismo año, la cantidad se incrementó a 24 millones 430 mil dólares”.
“Según la investigación norteamericana, el dinero provenía de prácticas corruptas, una de las principales es lavado de dinero y anunció que se instruyó al FBI para buscar y localizar propiedades del operador de Gabino Cué en Estados Unidos”.
“El 8 de junio, un cable dirigido al embajador Anthony Wayne se refiere específicamente a lavado de dinero por parte de Jorge “El Coco” Castillo Díaz; para el 24 de septiembre se señalaba que la Procuraduría General de la República ya había sido alertada de estas investigaciones que llevaba a cabo el Departamento de Estado”.
“Nadie del gobierno de Gabino Cué aclaró ni desmintió las publicaciones del diario El Financiero. Del actual gobierno de Oaxaca, nadie ha dicho una palabra sobre los millones de Jorge “El Coco” Castillo. El yate habla por sí mismo”, concluye la información de la reportera Laura Díaz López.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila