Autoridades auxiliares y pobladores de Santa María del Mar recurrieron al Alto Comisionado de la ONU en México para exigir una solución al problema agrario que enfrentan con sus vecinos de de San Mateo del Mar, por lo cual se encuentran aislados vía terrestre desde el año 2009.

Dicha condición derivó el pasado sábado en la volcadura de una lancha con ocho personas, tres de las cuales perdieron la vida. Aunado a ello, desde el lunes, los profesores afiliados a la Sección 22 del SNTE determinaron suspender clases y no acudir a la comunidad ante los riesgos al realizar la travesía por mar.

Con fecha 10 de enero de 2017, los moradores dirigieron una carta a Jan Jarab, Alto Comisionado, así como al Presidente Enrique Peña Nieto, al gobernador Alejandro Murat; al presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En el documento exponen que el accidente ocurrido el 7 de enero fue producto de los fuertes vientos en la zona lagunar, que provocó que la lancha volcara y fallecieran tres personas; denunciaron la negligencia de la Fiscalía General del Estado para acudir a recoger los cuerpo, por lo que los propios pobladores tuvieron que rescatarlos y llevarlos a San Dionisio del Mar, donde llegó el Ministerio Público dos días después.

Acusaron también negligencia del gobierno estatal anterior y de la Federación para atender el bloqueo impuesto por sus vecinos de San Mateo desde el año 2009, mientras que desde el 2014 se encuentran sin energía eléctrica y hasta el momento no ha habido acciones concretas.

“Los más elementales derechos humanos individuales y colectivos como son, los derechos al libre tránsito, a la salud, a la educación o al trabajo nos han sido violado impunemente”, señalaron en la carta que firma el agente municipal Matías González Martínez y el secretario municipal Juan Bartolo Jiménez.