Oaxaca.- Al menos 10 personas permanecen retenidas desde hace cinco días en el municipio de San Juan Juquila Mixe, Oaxaca, mientras cerca de unos mil desplazados de la comunidad de Guadalupe Victoria sufren escasez de alimentos, techo y cobijo, en dos sitios donde se encuentran refugiados.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) corroboró lo anterior y desde el sábado 7 de enero emitió tres medidas cautelares a dependencias del gobierno estatal y una más este martes, a fin de que se atienda de manera integral la emergencia y se brinde la seguridad necesaria.

Artículo

Pobladores huyen a dos municipios, luego de que riña deja un muerto y siete heridos

El viernes 6 de enero se suscitó una riña y retención en Guadalupe Victoria, agencia de Juquila Mixe; al día siguiente, pobladores y autoridades municipales de Juquila acudieron al rescate, lo que originó un enfrentamiento armado que arrojó un adolescente fallecido, una decena de heridos y otra decena de detenidos, llevados a Juquila.

El visitador general del organismo, Juan Rodríguez Ramos, dio a conocer que envió a dos representantes a Juquila Mixe, donde hay unos 300 desplazados, y a tres más a San Pedro Ocotepec, otro municipio que las comunidades citadas involucran en la problemática agraria y de tipo electoral.

“En Juquila los refugiados refirieron al personal de la Defensoría que no les ha llegado la ayuda debida; además, que permanecen 10 personas retenidas que liberarán una vez que el gobierno acredite a sus autoridades municipales”, explicó en entrevista.

Expuso que la Defensoría de Derechos Humanos pidió a la Secretaría General de Gobierno agilice el diálogo para resolver la problemática por la vía pacífica; al Fiscal General del Estado para que proceda a la brevedad a ver el caso de los detenidos y a la Secretaría de Seguridad a que brinde la protección policial.

El martes se envió otro escrito a la Coordinación de Derechos Humanos del Poder Ejecutivo con el propósito de que garantice garantizar la alimentación, estancia digna, educación, salud y atención inmediata a menores de edad desplazados en las dos comunidades, Juquila Mixe y Ocotepec, que suman cerca de mil.

Indicó que las autoridades estatales aceptaron las cuatro medidas cautelares y confió en que a la brevedad se solucione la problemática. Mientras tanto, la Defensoría da seguimiento al caso para lo cual abrió el expediente de DDHPO/25/(14)/Oax/2017, para que en su momento se pueda emitir una resolución.

Hasta el momento, el Gobierno del Estado no ha emitido ninguna postura oficial al respecto y únicamente la Secretaría de Seguridad informó en un comunicado que desde el lunes envió cuatro patrullas con policías a la agencia de Guadalupe Victoria.

El Universal / Ismael García