Dicen los panistas que la auto-designada presidenta estatal del PAN, Natividad Díaz, no puede decirse líder, menos protestar como dirigente porque el veredicto sobre la elección interna debe surgir de los tribunales. El desaseo con que se llevó a cabo la elección mediante presiones, compra de votos, quema de urnas, etc. obliga a la intervención de las autoridades electorales del poder judicial de la federación.

Entonces ¿Por qué la señora Natividad y su tutor Juan Iván, engañan con la toma de protesta?

Es una maniobra legaloide; la pareja infernal (Naty-Juan Iván) mueven a sus incondicionales Luis Zárate Aragón en su calidad de presidente encargado y Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez, presidente de la comisión electoral del propio partido. Ambos fueron impuestos por Juan Iván antes de dejar la dirigencia panista. Sabía que iba a requerir de secuaces para afianzar el control de su partido y seguir medrando. Lo impuso y ahora llegan al atrevimiento de anunciar como “triunfadora” a doña Natividad. Además, hacen todo cuanto les ordenan, aunque caigan en la ilegalidad.

LOS MOTIVOS

Pero hay otras razones de peso para entender porque una camarilla de conspicuos panistas decide por encima de los consejeros y todo un partido. Los pormenores de mi entrega del pasado 8 de abril, exhiben a los que se han montado sobre el PAN y se han apropiado de los puestos y negocios.

No pocos panistas con los que he platicado, se sienten frustrados con su partido. Dicen que desde que el PAN alcanzó el poder, sus dirigentes en el gobierno lejos de marcar su diferencia ideológica apegada a la línea humanística, se suman con singular fruición al saqueo y la frivolidad. Esta es la causa de que vaya en constante aumento su rechazo en las urnas.
Otro desvío es el reparto de las posiciones políticas. Como dije antes, por encima de los méritos de sus bases, los líderes acaparan para sí, o para sus familiares, las candidaturas. Unos botones de muestra:
Está surgiendo una nueva élite azul chapulinera, por lo siguiente.
En la pasada elección, al no ser candidata ni Leslie ni Alejandra, de todas maneras se las ingeniaron para seguir en la nómina oficial. En la tercera posición de la planilla panista, Alejandra pidió que pusieran a su papá Rolando García Varela. Leslie es nuera de don Luis Zárate, secretario general de la dirigencia estatal panista.
Pero allí no termina el festín. Alejandra Morlán es sobrina de Luis Zarate quien, a la vez, es concuño de Rolando García.
Para cerrar el círculo de la familia feliz, en la cuarta posición de la planilla ¿saben a quién pusieron? a un tal Toñito recomendado de Carlos Moreno Alcántara quien también hizo candidata a su esposa.
Después del tremendo escándalo que dejó LUIS UGARTECHEA el ex presidente municipal que intentó ser diputado plurinominal en lugar de ser enjuiciado por el desvío de unos 500 millones de pesos, el PAN provoca ahora el affaire de la familia feliz: La esposa de Luis Zarate es Eréndira Morlán suegra de Leslie, tía de Alejandra y cuñada de Rolando García Varela papá de Alejandra García Morlán.
Para mayor desprecio a la militancia panista, pusieron en tercer lugar de la lista de candidatos plurinominales, a un auténtico arribista, José Zorrilla Sangermán, proscrito por el tremendo pillaje del erario público durante el “gabinato”. En primer lugar, obviamente, se puso Juan Iván Mendoza y en el número dos Eufrosina Cruz que como diputada local y federal, resultó una bien lucrada empresaria de la construcción. De pronto renegó de su estirpe indígena para incrustarse en la aristocracia azul.
Y luego se preguntan ¿Por qué el sistema de partidos es tan repudiado?

RESCATEN A LA UABJO
En no pocas ocasiones, Eduardo Bautista, rector de la Universidad “Benito Juárez” de Oaxaca, ha clamado: ¡rescaten a la Universidad!
El llamado ha quedado en el aire mientras las mafias siguen engulléndose lo que queda de la institución popular creada para educar a los jóvenes con menos recursos.
Ante el soslayo del gobierno an podido más lo grupos mafiosos que la socavan. De la parte oficial no se ve voluntad política para salvarla.
En ese entorno mafioso, la UABJO ha sido agredida físicamente en su edificio más simbólico sede de la Facultad de Leyes. Se atrevieron a incendiar el Paraninfo, reconocido recinto de históricas expresiones de la cultura. Volvieron los actos de terrorismo al quemar sus portones, no menos representativos de las épocas de gloria de nuestra Universidad.
Lo inaudito es que el gobierno, aunque sabe santo y seña de los instigadores, no aplica la ley ¿Qué esconde? Los porros piro maniacos y los cerebros diabólicos que prefieren ver cenizas de la institución que permitir su rescate, están bien identificados pero gozan de total impunidad.
Bien dice Eduardo Bautista: nada puede hacer el rector ante la barbarie si no tiene el apoyo del gobierno.

CON LA LEY
Después de los actos terroristas en la Escuela de Leyes que desde hace más de 20 años controla Abraham Martínez, un grupo de estudiantes y maestros, decidieron no caer en la provocación. Hacen a un lado la violencia y buscan una solución con la ley en la mano.
Pusieron contra la pared a los grupos porriles y los que los mueven. A través de un amparo judicial logran que respeten su derecho a recibir cátedra en el edificio semiderruido y con sus mismos maestros. La autoridad universitaria, gracias al amparo, no puede ignorar la orden del juez.
Primer paso importante contra los grupos de poder al interior de la UABJO.
El segundo es el golpe de timón que ha dado el rector para sacudirse el sometimiento. Inició con la remoción de los jefes y funcionarios del área de difusión, área fundamental para proyectar sus intenciones de sacudirse cualquier signo de sumisión.
Si el escenario en la mayoría de las Escuelas, Facultades y Unidades Académicas corresponde a un manojo de prácticas caciquiles anti-modernas, como en la Facultad de Derecho, el rector ya dio el primer paso para cambiar la imagen.
Esto significa que el rector empezó a caminar, falta ahora que el Estado no lo deje solo. El siguiente objetivo, según me dicen, es restablecer su autoridad en la dirección de redes e informática. Esto será determinante porque es allí donde los grupos caciquiles someten o premian a al manipular los expedientes de maestros y estudiantes.