REFORMA / Redacción
Cd. de México (14 enero 2017).- El Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, adelantó que la próxima semana impulsará un plan de austeridad para hacer frente a la crisis económica del País y de la entidad.

“La gente exige austeridad en el aparato gubernamental, pero lo más importante es que tengan dinero en el bolsillo”, aseguró el Mandatario.

Recordó que Oaxaca está en quiebra y en el buró de crédito, por lo que el programa también tendrá un apartado para pagar la deuda que heredó la nueva Administración del sexenio anterior.

Algunas de las medidas son reducir gastos en telefonía celular, disminuir la adquisición de vehículos y analizar 4 mil plazas de trabajadores que fueron contratados por el Gobierno anterior, encabezado por Gabino Cué.

Según medios locales, los 4 mil puestos serán revisados caso por caso por la Secretaría de Administración para determinar si el proceso de contratación estuvo dentro del marco de la ley.

Asimismo, se estudiará cada área del Gobierno para impedir que se dupliquen funciones y, si fuera necesario, que se eliminen las que se repiten.

Al finalizar la junta de la Defensoría Pública de Oaxaca, Murat señaló que se canalizarán 100 millones de pesos para concluir en los siguientes seis meses el aeropuerto de Ciudad Ixtepec y 3 mil millones de pesos para la construcción de la autopista Barranca Larga-Ventanilla.

El Gobernador anunció el lanzamiento de un programa para la construcción de 5 mil viviendas en la entidad, lo cual generará una derrama de 2 mil 500 millones de pesos.

En total, detalló que se destinarán 7 mil 500 millones de pesos en obras públicas e inversiones