Después de las marchas multitudinarias en varias ciudades, “Kiko” Vega metió freno, pero dijo que no dejará el asunto y buscará otras salidas

Al gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, no le quedó de otra más que frenar la Ley del Agua en su estado, que provocaría el aumento de tarifas.
  
Después de las marchas multitudinarias en varias ciudades, “Kiko” Vega metió freno, pero dijo que no dejará el asunto y buscará otras salidas.
  
Lo ocurrido en Baja California es un ejemplo a nivel nacional. La sociedad de ese estado pocas veces se manifiesta y ahora que lo hizo tuvo un efecto casi inmediato. Esto la empoderará para otras causas.

Ahora sí que el góber la vio cerca y aplicó aquel dicho de: “Más vale aquí corrió que aquí quedó”.

¿Y los que le ayudaron?

Este miércoles regresa a México Mario Villanueva, exgobernador de Quintana Roo, a cumplir 22 años de prisión, pero ya en un estado de salud precario que incluso les preocupa a las autoridades. Curioso que Villanueva regrese cuando su estado está caliente por la mano del narcotráfico, por eso hoy mejor que nunca es bueno considerar si ahora que esté en México el exmandatario va a dar nombres de la red de complicidad con la que actuó, o si todo se va a quedar en que él era el único.

Listos para arrancar

En Veracruz ya empiezan a calentar los motores para la elección de alcaldes. Una de las más competidas será sin duda la del puerto de Veracruz, para la que ya hay varios apuntados y que presagia una guerra interna en el PAN jarocho. Dos panistas buscarán la candidatura de su partido. Uno, el diputado federal Francisco José Gutiérrez, quien pedirá licencia en los próximos días. Y, otro, el hijo del actual gobernador, el senador Fernando Yunes. Ya entre los albiazules del puerto empiezan a ver que, misteriosamente, la balanza se inclina hacia un lado. ¿Por qué será?