Ciudadanos norteamericanos que radican en Oaxaca marcharon ayer en contra de la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, al considerar que no unirá a su país, sino al contrario lo ha dividido y confrontado con otras naciones como México.

Cerca del medio día, trabajadores Jubilados,  ciudadanos norteamericanos y capitalinos que se sumaron a la protesta mostraron pancartas en contra del empresario frente a la sede del Consulado del país vecino.

Indicaron que su manifestación es una expresión pacífica en contra del odio de Donald Trump, quien vuelve a dar muestra que su gobierno no tiene la intención de tratar bien a quien no considera “auténticamente americano”.

Al igual como lo hicieran miles en la capital de los Estados Unidos y otras ciudades, en la capital del estado, ciudadanos se pronunciaron en rechazo a la llegada de  Trump a la presidencia y en contra de su política racista.

Consideran  difícil expresar que tipo de gente es Trump, pues tiene un complejo sicológico y  una personalidad peligrosa.

“Todos como ciudadanos estadounidenses pensamos que estando en la presidencia iba a ser civilizado, pero no lo es”, externaron.