*ASE y ASF investigan quebranto

Juan Vélez

Al menos 800 millones de pesos al año habrían desviado el ex secretario de Salud de Oaxaca (SSO), Germán Tenorio bajo la omisión del ex mandatario Gabino Cué Monteagudo y que dejó al sector en quiebra.

Y es que de acuerdo a las denuncias en poder de las instancias estatales, existe medicina de muy mala calidad en los almacenes y en otras no aparece en los inventarios, pero si cobrada por los proveedores.

De acuerdo a los datos de la indagatoria, existen fórmulas que provienen de China y son de pésima calidad, la cual se entregaba en las clínicas y hospitales del estado de Oaxaca.

Es decir Tenorio y Cué habrían permitido desfalcos hasta por 4 mil 800 millones de pesos, derivado de la compra de medicamentos de muy mala calidad, destinada a personas de escasos recursos.

Sin embargo hay expedientes abiertos tanto de la Secretaría de la Contraloría como de la Auditoría Superior del Estado (ASE) para hacerse de fundamentos y dar vista a la Fiscalía General del Estado para el inicio de las Averiguaciones Previas.

“No sólo de va por la carcel, sino porque reparen el daño y devuelvan los recursos económicos que desviaron y se reintegren a la Hacienda Estatal, incluso llegaríamos a la confiscación de bienes”, adelantó la fuente.

Lamentó que la voracidad de ambos personajes, hoy aborrecidos en Oaxaca se paseen impunemente, pese a dejar al estado en bancarrota y en Buró de crédito, sin posibilidades de solicitar préstamos a corto o mediano plazo.