REFORMA

Perla Martínez
Monterrey, México.  El ex Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, dejó el Penal del Topo Chico luego de que una juez federal determinó que la prisión preventiva dictada por el Estado violó una suspensión provisional.

A las 22:49 horas el ex Mandatario estatal abandonó las instalaciones del reclusorio acompañado de sus abogados defensores.

Esta tarde, Beatriz Joaquina Jaimes Ramos, Jueza Quinto de Distrito en Materia Penal de Nuevo León, ordenó al Juez de Control estatal dejar sin efecto legal la prisión preventiva decretada a Medina.

La madrugada de este jueves, Medina ingresó al Penal del Topo Chico luego de que se le dictara la medida preventiva al ser vinculado a proceso por peculado y daño patrimonial al Estado.

“Muchas gracias a todos”, expresó el ex Mandatario estatal.

“El día de hoy pasamos un tiempo aquí de manera injusta e indebida. Es un acto de injusticia que perjudica mi imagen. Estamos dándole la vuelta a esto con este auto de libertad. Finalmente se hizo justicia”, aseguró.

“Esos son los daños morales que causa esto por una injustica, por haber dado una mala orden”, señaló Medina ante la pregunta sobre la difusión de su imagen en redes sociales”.

Medina aclaró que la fotografía que lo exhibe con uniforme de reo no significa que haya sido procesado.
 

“(La ciudadanía) Cree que con esa foto somos culpables”, expresó, “no hemos cometido ningún delito. Injustamente, de manera injusta fuimos recluidos en este penal. Estamos en pie, estamos echados para adelante y vamos a seguir con neustra defensa”, aseveró.

Medina dijo que estuvo en un área para primeros reclusos. Antes de abordar su vehículo, acompañado de sus abogados, se detuvo a saludar a un par de mujeres que lo esperaban.

“A descansar, Rodrigo”, se escuchó.