La praxis política de nuestra fauna palaciega quedó devaluada no sólo por los robos y abusos, también por prácticas anquilosadas como el acarreo. La audacia de los “líderes sociales” que abundan como cucarachas en estufa vieja, terminó rebasando la malicia de los políticos que se consideraba infinita. “Nadie más astuto que nosotros”, solían decir, pero fueron superados.

En la pasada contienda electoral los gurús de las campañas electorales pusieron en marcha un novedoso sistema de control del acarreo de masas para saber si realmente terminaban como votos efectivos. ¡Oh! sorpresa. Descubrieron que la misma clientela de los mítines era llevada a aplaudir lo mismo a un evento del PRI, que del PRD, del PAN o de MORENA. Al final nadie sabía quién se beneficiaba con esos votos.

Encontraron también que esos “líderes sociales” cobraban a los candidatos de todos los partidos por el mismo trabajo. Recibían los cohechos y se quedaban con la mejor parte.

Los únicos que han logrado un control férreo de su clientela política, mediante un sistema fascista, son los capos del cartel 22. En cada plantón o marcha hay pase de lista de cada jefe de tribu. Así premian o castigan. Utilizan con eficacia el sistema conocido como “participación sindical” que no es otra cosa que un método autoritario para castigar la menor indisciplina.

Con esta peculiaridad en la actividad del clientelismo político, sorprendieron al ex presidente municipal Javier Villacaña Jiménez. Los dueños de los grupos que han hecho multimillonarios negocios con la venta de espacios para el comercio ambulante, exigieron calles enteras a cambio de supuesta lealtad al PRI. De otros partidos también ofrecieron no agitar. El ex edil municipal se dio cuenta muy tarde de la engañifa. Las calles citadinas, como nunca, están invadidas por el ambulantaje.

TRUEQUES

El nuevo gobierno municipal encontró una invasión callejera tan sofisticada como voraz. Cuando preguntaron a los que mueven a los ambulantes sobre dominación tan irrefrenable, algunos respondieron: “realmente hemos abusado”.

Tal repuesta necesariamente obliga a tomar medidas urgentes.

José Antonio Hernández Fraguas, primer presidente municipal electo para dos años únicamente, sabe de la limitante de su nuevo tiempo político. Aunque es de los pocos políticos con colmillo retorcido, tiene que ingeniárselas para sacar provecho de su nueva encomienda. Ya sea para buscar ser reelecto o para jugar por algún escaño o curul en la próxima renovación del Congreso de la Unión.

Tiene menos de dos años no sólo para dar resultados en lo inmediato sino también dar golpes políticos con espectacularidad. Por eso anuncia tres acciones que, de resultarle bien, le darían mucha notoriedad: cero tolerancia en doble fila; mochila segura en las escuelas, y reordenamiento del comercio en la vía pública.

QUÉ HACER

A menos de un mes en el poder municipal, Hernández Fraguas, vislumbra futuro político siempre y cuando consolide acciones de efecto inmediato.
Sabe que debe cumplir sus principales promesas de campaña como, evitar las dobles filas de vehículos, llevar a cabo de manera efectiva los operativos mochila segura en las escuelas, y lo que constituye el meollo del asunto: la reordenación del ambulantaje en las calles de esta ciudad.
El edil tiene el objetivo en la mira, falta ver si puede imponerse a la astucia de los dirigentes de ambulantes de la llamada “Coordinadora de Organizaciones Sociales” que son avariciosos e inmensamente mañosos.
A cambio, han ofrecido apoyo político “incondicional”. Lo hacen con uno y con otro. Juegan con todos los partidos. ISRAEL RAMÍREZ BRACAMONTES, dirigente de la Organización Lázaro Cárdenas del Río (Lazcar); GERMÁN ROJAS, LEOVIGILDO AQUINO, HUGO JARQUÍN. Éste último viste la camiseta del PRD aunque también opera a la sombra del MORENA y del PUP y es dirigente de la organización Ocho Regiones. Es uno de los principales invasores del Parque del Amor.
La lista de “líderes” es del tamaño del negocio. Ahí están CARMEN LUJÁN TORRES, YOLANDA OJEDA Y ROBERTO TEJEDA, entre otros.
LUJÁN TORRES, es heredera del poder que ejerció su difunto esposo, ROBERTO MENDOZA, quien fuera líder de la Unión de Comerciantes Fijos y Semifijos del Estado de Oaxaca (UCAPSO), operador del PRI, y ejecutado el 1 de diciembre de 2009.
A la muerte de su esposo, LUJÁN TORRES se convirtió en una de las principales lideresas de ambulantes en el primer cuadro del Centro Histórico de la ciudad e invadió con afiliados las calle de Flores Magón.
La pugna es ahora entre LUJÁN TORRES y GIOVANNI ROJAS MÉNDEZ, dirigente de la Coordinadora de Organizaciones Sociales, y ambos buscan adueñarse de la banqueta y el arroyo vehicular.
Hay que recordar que en el 2009 el cabildo en turno, aprobó un acuerdo para no permitir la instalación de un puesto ambulante más en las principales calles de la ciudad. Aun así la autoridad municipal saliente no tuvo voluntad política para acotar la invasión de la vía pública, donde los “dirigentes” de ambulantes cobran hasta 5 mil pesos mensuales para permitir que sus agremiados expendan sus mercancías.
El lucro del ambulantaje no sólo es acuerdo o traición política, es también violencia. En febrero de 2015, agremiados al Frente Popular Revolucionario (FPR) “14 de junio” y la Unión Independiente “Margarita Maza de Juárez” provocaron un conato de bronca, al disputarse espacios públicos entre la primera calle de Aldama, esquina con Flores Magón.
Obvio, una cosa es la intención, otra la decisión política. Hernández Fraguas, durante su primera gestión como presidente municipal 2008-2010, dijo que sancionaría a los automovilistas que manejaran hablando a través de sus celulares y no lo hizo, tampoco pudo poner orden en la circulación vial, ni obligar a los conductores al uso del cinturón.
¿Hasta cuándo acabará la impunidad de los líderes de los ambulantes?, como ROBERTO TEJEDA, quien mucho tiempo como porro, sirvió a los intereses de HUGO JARQUÍN y luego a los del ex edil LUIS UGARTECHEA?
Los habitantes de esta ciudad capital se preguntan: ¿tendrá Hernández Fraguas las agallas suficientes para doblegar a los dirigentes del ambulantaje? Debe cumplir para que su futuro político no se opaque.