*Condenan actitudes xenófobas de Donald Trump por muro y deportaciones
 

Diversos actores en Oaxaca condenaron las actitudes xenófobas por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y exhortaron al gobierno federal a no aceptar las condiciones para el intercambio comercial con el país vecino.

El presidente de la organización Decisiones Ciudadanas para el Desarrollo, Democracia, Paz, Justicia y Desarrollo (DECIDE), Emilio de Gyves Montero alertó de un desplome de la economía estatal, ante la falta de remesas.

En entrevista manifestó que tanto el gobierno federal, como estatal tienen la gran responsabilidad de diseñar las estrategia y planes para ofrecer empleos o alternativas a quienes regresen de la Unión Americana.

“Cómo, con qué vamos a soportar el golpe de las deportaciones y endurecimiento de medidas para el envío de remesas desde los EUA para las familias en Oaxaca, ya deben estar preparando una estrategia que evite una crisis social y económica de grandes dimensiones”, alertó.

De Gyves Montero afirmó que cerca de 2 millones de oaxaqueños trabajan en diversas ramas en el país vecino y quienes contribuyen altamente en la economía de las comunidades y el estado con sus remesas.

Nosotros como organización proponemos fortalecer los proyectos de desarrollo regional y municipal, empresas solidarias y no únicamente invertir en infraestructura y otra opción es la Zona Económica Especial del Istmo de Tehuantepec, anotó.

“Estamos de acuerdo con el presidente de México en el sentido de que el país  debe diversificar sus relaciones económicas con otras regiones del mundo y alcanzar con el país vecino del norte diálogo y negociación, pero sin sumisión”, dijo Sergio López Sánchez, legislador federal.

El integrante de la comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, consideró positivo que Peña Nieto se haya propuesto entre sus objetivos, en el diálogo con Trump, frenar el tráfico de armas y el respeto a los derechos humanos de los migrantes mexicanos.

Así también urgió  una actuación corresponsable en el caso de las deportaciones de los connacionales que laboran en la Unión Americana, sin documentación y que corren el riesgo de ser deportados.

López Sánchez consideró absolutamente inaceptable la construcción del muro fronterizo que pretende Trump, por lo que el tema ni siquiera debe estar en la mesa, mucho menos su pago por parte de México.