Exulta por la victoria del magnate republicano el centro derecha,  menos entusiasta el centro izquierda. 

Paolo Gentiloni primer ministro comenta, “no cambiaremos los fundamentos de nuestra política exterior y colaboraremos con los Estados Unidos”, ha dicho contestando a una pregunta acerca de las posibles preocupaciones de Europa por la victoria de Trump. 

Europa debe hacer su parte, nosotros como Gobierno Italiano hemos apuntado sobre las colaboraciones internacionales, somos abiertos al comercio, repudiamos la forma de un intervencionismo egoísta y la  protección excesiva. Continuaremos colaborando con Estados Unidos como siempre,  explicó Gentiloni,  al mismo tiempo es necesario comprender las necesidades económicas que han metido en dificultad una parte de los ciudadanos americanos y que han contribuido a la victoria de Trump. 
En general las preocupaciones quedan  y queda el imperativo de la reflexión sobre este resultado, idem por la cuestión del muro con el México, los italianos anhelan que sea posible la mejor solución para ambos países.
Las primeras palabras de Donal Trup añaden,  parece indicar una conciencia de la responsabilidades que recaen sobre su espalda.  Hay que esperar que esta conciencia sea efectiva y que estas palabras sean seguidas por los hechos. 
Los Estados Unidos son una gran democracia, sabrán comportarse como siempre saben hacer, para conducir adelante con su historia, más allá de la lógica de las elecciones.