*Llama Matus a gobiernos a voltear los ojos al centro histórico

Alberto Ortiz

La Sociedad Mexicana de Ingenieros (SMI) llamó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a flexibilizar los lineamientos para la rehabilitación de casas en el centro histórico ante el peligro que representan.

El presidente del organismo en Oaxaca José Marcos Matus enfatizó que la capital necesita urgentemente un Programa de Acción para rescatar los  inmuebles en mal estado.

Detalló que en el primer cuadro de la ciudad junto a las casas en mal estado con riesgo de colapso de bardas o marquesinas operan muchos establecimientos comerciales y en consecuencia hay flujo de ciudadanos.

“Como transeúntes en la mayor parte de ocasiones somos inconscientes e irresponsables, dado pese a tener  conocimiento de las averías en las fachadas de los inmuebles pasamos cerca sin importar que se desplome”, dijo.

Admitió que en este momento, el entorno económico no es el idóneo para Oaxaca, sin embargo es necesario que los dueños de las casas antiguas se hagan responsables de sus propiedades y busquen una solución.

Marcos Matus reveló que según datos de Protección Civil, el centro histórico está constituido por 488 manzanas, en donde existen mil 602 edificios, de los cuales 315 están catalogados como inmuebles en mal estado y 41 están catalogados de alto riesgo.

“Aparte de que pone en peligro a la población y puede haber un accidente,  dan una mala imagen a los visitantes, ya que Oaxaca es catalogada Patrimonio Cultural de la Humanidad y deben existir condiciones necesarias para tener una ciudad en buen estado y atractivamente turística”, opinó.

Los factores que provocan el desperfecto de los edificios, son; el grafiti, sismos, lluvias acidas, la humedad, entre otros factores sociales que dañan las viviendas y donde no hay ningún responsable.