Se los dije. Se fortalece la sospecha de que el “sátrapa” Gabino Cue, negoció impunidad desde el momento en que avaló el rescate del IEEPO de manos de los depredadores del cartel 22.

El recelo, derivado de la decadencia y crisis del ejercicio de la política, se manifiesta en este momento en el congreso del estado y puede ser la salvación del gobernante ladrón más voraz que haya padecido Oaxaca. Les digo porqué.

Desde el mes pasado, la fracción de diputados del MORENA que pastorea Irineo Molina Espinoza, empezaron a impulsar el procedimiento del juicio. Aunque los del PRI se sumaron al acuerdo, lo mismo que algunos “izquierdistas”, a lo más que llegó la solicitud fue a la comisión instructora que preside la también morenista pero con inclinación tricolor, María de Jesús Melgar. Parece que allí duerme el sueño de los justos.

Bastante contribuyen a la construcción del dique que no deje pasar al juicio político, dos diputados priistas. Doña María de las Nieves García Fernández en su calidad de pastora de los 17 legisladores tricolores y uno del Verde. También el juchiteco Samuel Gurrión presidente de la mesa directiva. Ambos están muy identificados con el senador cara sucia y comparten intereses.

Estos dos operan levantando el dique pero está también el diputado motejado “niño de oro” Jesús Romero. El papel de este amanuense del senador chilango, es muy curioso. Me dicen que ha recibido la orden de apremiar en la cámara la investigación contra Gabino. Su mecenas Robles hace lo mismo. En cuanto foro se presenta lo primero que hace es incitar al linchamiento social. Digo que la actuación del “cara sucia” y del “niño de oro” es muy rara porque lo que buscan es que NO se haga el juicio político. Parece un disparate pero no.
Algunos diputados que quieren realmente enjuiciar a Gabino, me dicen que estos dos últimos legisladores a los que el ex gobernador GCM les dio poder y dinero a raudales, lo que quieren es que los priistas “no le entren” al juicio político.

Es de creer esta hipótesis por lo siguiente: Si realmente GCM obtuvo blindaje del gobierno federal priista, lo lógico es que reciban línea para darle largas hasta que el tema se enfríe. Otro asunto es que el “cara sucia” y el “niño de oro”, tienen instrucciones de machacar en el juicio político para que los demás diputados que simpatizan con Gabino, lo consideren realmente como una víctima de los odios y revanchas de Robles a quien Gabino no hizo candidato a gobernador.
Así de perversos son los enjuagues entre la clase política chapulinera. Se protegen a espaldas uno a otros.
Estas son las lucubraciones en el congreso estatal pero también hay quienes actúan con seriedad. Le han pedido al “cara sucia” y al “niño de oro” que saquen las manos. Que se olviden de tantas estridencias. Es necesario que el juicio político camine con mesura y seriedad.

EL RIESGO

Si la petición del juicio político se estanca en la comisión instructora, podría ser señal de que, ciertamente, hay interés de levantar un gran obstáculo. El riesgo es que los priistas “se asusten” ante un enjuiciamiento que sentaría precedente histórico, y recurran al clásico “mayoriteo” en la cámara. Entonces sí, adiós a las ansias del pueblo que clama justicia.
Claro, si esto sucediera, el poder legislativo, tan vapuleado por los antecedentes de rapiña e improductividad que le dejan sus antecesores, terminaría en el fango del ridículo.

OPTIMISMO

Lo único que genera optimismo en esta diputación vergonzante, es el punto de acuerdo que impulsó el bloque MORENA.
Hasta los diputados del PAN -Eufrosina y Juan Iván con toda la fortuna que les dio Gabino- aprobaron con los del PRI, PRD y PT, el punto de acuerdo para exhortar a las Secretarías de Finanzas y de Contraloría del gobierno del estado, que entreguen al congreso información pormenorizada de las investigaciones y auditorías para conocer realmente el tamaño del saqueo de los recursos públicos.