En ésta tercera parte sintetizaremos para poder terminar, lo que significó la participación de los Oaxaqueños, en esta gesta revolucionaria de 1910, y como  de éste documento histórico emanó un nuevo proyecto de nación, con toda la riqueza que fué la herencia liberal del siglo XIX, movimiento armado, que arrastró a las masas y a los diversos grupos revolucionarios, que quedaron enmarcados en un nuevo pacto social y de una gran riqueza doctrinal, que quedó plasmado en la constitución de 1917.

En ella definitivamente están las voces de Ricardo Flores Magón, el que luchó ideológicamente, Francisco I. Madero el que lucha en las urnas, Emiliano Zapata el del grito Tierra y Libertad, Doroteo Arango el centauro del Norte, provocador de la incursión punitiva americana, la trascendencia de la muerte de Carmen y Aquiles Serdán, hermanos que en Puebla, caen como Mártires  del movimiento, luego vinieron a reforzar  la lucha, Venustiano Carranza, Abraham González y al final Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón.

La historia es justa y pone en su lugar a cada uno de los personajes:  Porfirio Díaz renuncia mediante carta del 25 de mayo de 1911, pero el convenio de Ciudad Juárez se firmó el 21 de mayo de 1911, sin embargo el día anterior Emiliano Zapata se apodera de Cuautla, Morelos con 4,000 hombres y antes el 20 de mayo, los Estados de Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, Campeche, Puebla y el D.F. firman el Plan Político Social firmado en la Sierra de Guerrero a nombre de 10,000 hombres, desconociendo a Porfirio Díaz y a Corral.

El interinato de León de la Barra, significó la permanencia del sistema del Porfiriato, las elecciones que llevaran a Madero y Pino Suarez a la Presidencia a uno y a otro a la vicepresidencia, éstos dos  disolvieron el Partido Antirreeleccionista, sustituyéndolo por el Partido Constitucional Progresista, intentando eliminar a los antiguos compañeros, que no aceptaban que todo quedara igual.

Por ejemplo no aceptó Madero que Vásquez Gómez le escribiera “El problema de la tierra es tan urgente y tan grave que si no se resuelve o trata inmediatamente, lo resolverá una nueva Revolución por su propia cuenta, como, de hecho lo empieza a hacer”, esto bastó para que los Vásquez  Gómez fueran eliminados y Francisco I. Madero impusiera al mediocre de Pino Suarez como Vicepresidente. Como la insistencia por la tierra era tan grande, Madero se dedicó a combatir el Zapatismo, para lo cual comisionó a los generales Aureliano Blanquet y Victoriano Huerta, al estado de Morelos. El Ing. Francisco Bulnes cita: El Presidente Madero que en un momento había sido tan popular como la Virgen de Guadalupe, muy rápido se convirtió en el más impopular, odiado y ridiculizado de los Mexicanos. Por esto que hoy conocemos y porque la verdad nos hace libres en conclusión ni fué la reacción, ni fué la oligarquía vencida, ni el destierro de Díaz, ni fué el ejército federal – Ya que éste desarmó al ejército Revolucionario- ni fué el imperialismo norteamericano por medio de su agente el embajador Lane Wilson, fué más bien el incumplimiento de Madero a las demandas sociales y los Generales: Mondragón, Reyes y Huerta actuaron derrocando y asesinando a Madero creyeron evitar  lo que en verdad desataron “La revolución de masas”, con su millón de muertos.

REFORMAS

Hoy se apresta el senado, el congreso y la comisión para la conmemoración de los 100 años a festejar éste domingo en un México lastimado y en una crisis de valores brutal y solo vemos reformas a la Constitución: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que ha  sido ciertamente reformada en unos casos, mancillada en otros y maquillada desde su promulgación el  5 de febrero de 1917, exactamente todo esto  en un siglo.  El artículo 135 de la Constitución permite reformar y adicionar el contenido de la misma. Para reformarla, se requiere que el Congreso de la Unión, por el voto de las dos terceras partes de los individuos presentes, acuerde las reformas o adiciones, y que éstas sean aprobadas por la mayoría de las legislaturas de los Estados.

A diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos, México no ha cambiado su constitución por una nueva; únicamente ha sido reformada para ajustarse a las cambios de los tiempos y a las condiciones políticas del país, que hoy más que nunca  así lo exigen los mexicanos desde Oaxaca hasta Tijuana y de Nuevo León a Yucatán, – a lo largo y ancho de México – por lo que esperamos, el cumplimiento de la autoridad judicial de los artículos 22, 27, 108 y el 123, para un mejor México. Los Oaxaqueños que en su calidad de Diputados concurrieron al hoy Teatro de la Republica, en Querétaro  y firmaron la Carta Magna, nacidos en Oaxaca, eran ocho, dos no lo eran, uno de Michoacán Salvador González, el otro de Chiapas, Luis Espinosa López, que concurrieron por su clara filiación Carrancista.

La ceremonia a efectuarse éste  Domingo será en la capital del país en la “Ciudad de México”   y no en el viejo teatro Iturbide, llamado de la República y vendido por un gobierno sin escrúpulos a un “Dueño”, que hoy pide “Cien millones de pesos” o $4´545,454.55 Dólares los mismos que se robó Santa Ana, con la venta de medio País, en los tratados de Guadalupe Hidalgo y el monumento en la Ciudad de México, no será construido, así que no hay festejos. Ni hay el monumento que era –una efigie de la carta magna- proyecto ganador, de un concurso amañado del 11 de julio de 2016 y que resultó ganador el Arq. Pedro Ramírez Ponzanelli.

DIPUTADOS  A  LA   XXVI   LEGISLATURA

SALVADOR GONZÁLES TORRES  JUAN SÀNCHEZ AZCONA
   (1855 -1918)            (1889-1932)

LEOPOLDO PAYAN MORENO    LUIS ESPINOSA  LOPEZ
   (1872 -1950)            (1885-1926)

JOSE MANUEL HERRERA    PORFIRlO SOSA CISNEROS
   (1890 -1933)             (1879-1970)

CELESTINO PEREZ Y PEREZ    CRISÓFORO RIVERA CABRERA
   (1894 – 1982)             (1880-1955)

JOSE F. GOMEZ LOPEZ     MANUEL GARCIA VIGIL
   (1892 -1824)             (1888-1924)
                  

Fin….

Oaxaca, Oax., a 05 de Febrero de 2017.
Jorge Alberto Bueno Sánchez
Cronista de la Ciudad de Oaxaca.
Miembro de la S.M.G.E.
                                                              Miembro del S.C.M.