Ante las investigaciones de la PGR y el SAT sobre el desvió de recursos federales de exfuncionarios de Gabino Cué Monteagudo, el exgobernador, quien se sabe esta en serios problemas de auditoria e investigaciones no solo por la contraloría local sino también federal; el día de ayer ordeno dar una conferencia a su excolaborador Hugo Félix Clímaco, quien ridículamente y carente de argumentos ante la prensa explicó y trato de justificar que la entidad está en quebranto por las obras realizadas en el sexenio anterior y los gastos en los sectores básicos del desarrollo social, usando su baja credibilidad dicho personaje y ostentando el cargo de presidente de un colegio de economistas de la entidad, sin encontrar salida a las respuestas de los medios de comunicación y de forma burda e improvisada comentó que el dólar ayuda en su aumento y que el precio del peso mexicano en Oaxaca beneficia al turismo extranjero, luego de las aberrantes declaraciones de este empleado de Jorge Castillo Díaz, podemos entender que la administración anterior fue un experimento de ladrones; Félix Clímaco debe ser investigado ya que al inicio del llamado “gobierno del cambio” fue subsecretario de egresos, brazo derecho y cómplice de Gerardo Cajiga Estrada, extitular de finanzas y primer colaborador del exmandatario, acusado de llevarse dos mil millones de pesos al banco Interacciones, mediante una operación fraudulenta e ilegal y por la que el SAT debe investigar rutas de dinero desviado, en la que ayudo el hoy defensor del robo de Gabino Cué, finalmente Hugo Félix, termino en el gobierno anterior paseando en la ciudad de México, como representante del gobierno de Oaxaca en la capital del país, sin embargo también debe ser investigado sobre el presupuesto de gastos de operación que tuvo a su cargo en dicho espacio donde su función fue gris y desapercibida para el desarrollo del estado, peor aún que como subsecretario de egresos ayudo a Cajiga Estrada, a embolsarse miles de pesos; ambos pilluelos servían a los intereses directos del operador financiero de Cué Monteagudo Jorge Castillo Díaz,llamado el “vicegobernador” y quien hace semanas fue evidenciado por anclar un yate lujoso en las bahías Huatulco tras el desvió del dinero de las cocinas comunitarias, hoy se sabe que el SAT congelo algunas de sus cuentas por 64 millones de pesos tras las denuncias del senador de la república Benjamín Robles Montoya,  y adeudos que fueron descubiertos por la oficina hacendaria, también es investigado por lavado de dinero y uso de facturas de empresas fantasmas.