La señora Roselia Martínez Rafael y su esposo Saúl Cruz Rosales, originarios y vecinos de la comunidad mixe de san Pedro Ocotepec, aceptaron con gusto que su hijo lleve el nombre de Sergio, en memoria del sabio francés Serge Raynaud de la Ferriere, fundador de la Red Internacional de Organizaciones Culturales no Gubernamentales, Gran Fraternidad Universal.

Ella fue una de las 30 madres de familia que dieron a luz a sus bebés en el Hospital Civil Dr. Aurelio Valdivieso en la tercera semana de enero pasado y fue la primera en ser visitada y felicitada por los directivos y miembros de la red cultural, que realizan cada año esta labor social en homenaje  a su inspirador, quien nació en París, Francia, el día 18 de enero a las 2:45 horas en 1916. El pequeño mixe nació a las 3:00 horas.

No hay una mejor referencia de la vida y trayectoria de este extraordinario personaje que ésta: “El Maestre Serge Raynaud Justinien Raynaud de la Ferriere es uno de los maestros espirituales contemporáneos más contundentes y singulares: a través de una vida intensa y breve, una sólida formación académica en Europa y el encuentro con su Maestre y preceptos apenas a los 30 años de edad, consolidó una obra literaria imponente realizada en apenas 16 años, que reviste además de una amplia documentación y erudición, una evidente certidumbre y experiencia personal sobre el potencial trascendente del ser  humano.

“Paralelamente a esta otra literaria construyó un movimiento iniciático inspirado en las Tradiciones de Sabiduría de todos los tiempos, que ha tenido una influencia cultural hasta ahora poco apreciada; este movimiento parte de una perspectiva de un período histórico de profunda transformación social y cultural que para él inicia el 21 de marzo de 1948 en Caracas, Venezuela”, pero incubada desde años atrás en Europa.

“Uno de los momentos más significativos de su vida, lo constituye sin duda su peregrinar por América, Europa, África, Asia y Oceanía, haciendo múltiples contactos y cosechando experiencias excepcionales; en este recorrido encuentra a su primer discípulo, doctor José Manuel Estrada Vázquez, quien alcanza a materializar sus sueños al construir un modelo concreto para el desarrollo de una cultura humanista sustentada en el desarrollo de una conciencia transpersonal” (El Maestre Serge Raynaud de la Ferriere, Adrián Marcelli Esquivel).

En diferentes partes del mundo donde la red cultural tiene presencia se realizan actividades de desarrollo humano y transpersonal sin distingos de ideologías políticas, credos religiosos, posiciones económicas o sociales. La libertad y el respeto son los signos distintivos de la organización.

En uno de sus postulados, la GFU señala que la cultura contemporánea demanda una nueva mirada a las fuentes de la sabiduría de las culturas de todos los tiempos. El proyecto abarca la educación y la difusión del arte en particular y de la cultura en general, la divulgación e investigación científica, el trabajo altruista en la educación, la salud, la protección de la naturaleza, el deporte y la convivencia social.

En la pasada semana cultural dedicada al sabio francés, en Oaxaca  hubo conferencias sobre temas que él impulsó, como la cosmobiología que permite conocer las fortalezas y debilidades de las personas  para lograr su desarrollo pleno. Se habló también de una de las disciplinas básicas que recomienda la institución: la práctica del yoga, una herramienta fundamental que permite hacernos conscientes y responsables de nuestras vidas.

Ante un mundo en crisis, fragmentado en ismos e intereses, el gran gurú se pronunció en todo momento por el aprendizaje de un nuevo estilo de vida, basado en el conocimiento de la verdadera razón para vivir, ya que estamos atentando en contra de nuestra vida y la del mundo. Él  presentó la alternativa a la Humanidad.