¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!
“POR LO GENERAL, LAS OPORTUNIDADES SON VISTAS COMO ADVERSIDADES,
LAS ADVERSIDADES PUEDEN SER BENDICIONES.
LAS CRISIS ESTÁN LLENAS DE OPORTUNIDADES.
SI ALGUIEN TE BLOQUEA LA PUERTA, NO GASTES ENERGÍA EN LA CONFRONTACIÓN, BUSQUE LAS VENTANAS.”
“EL AGUA NUNCA DISCUTE CON SUS OBSTÁCULOS, SINO QUE LOS RODEA.”
         ES BUENO RECORDAR LOS DICHOS DE LOS EXPRESIDENTES: “CON ESTADOS UNIDOS: TAN CERCA COMO SEA INDISPENSABLE Y TAN LEJOS COMO SEA POSIBLE” Adolfo López Mateos.
         Hace ya, no hay que olvidarlo, 169 años que los Estados Unidos nos robaron la mitad del territorio, el 2 de febrero de 1848. Y no hay que olvidarlo porque estamos convencidos de que hay políticos tan pero tan pentontos que cuando les quitas lo pentonto se quedan sin nada. Por tal motivo cuando vemos al niño Anaya en el sentido oportunista decir que va a consolar y apoyar a los migrantes mexicanos a los Estados Unidos, no son pocos los que nos preguntamos si les va a prestar su enorme y bella casa de Estados Unidos donde vive su familia que él prefiere se encuentren allá para que les eduquen y vivan con tranquilidad, para que, algunos, se puedan refugiar. Es bien suave ir a dar apapachos con fines electorales y no reales a los migrantes, de tal suerte que es hasta el día de hoy, que el presidente, Enrique Peña Nieto, se reúne con algunos de ellos que fueron repatriados al país por el aeropuerto de la Ciudad de México y llegando con un espíritu patriotero y propagandístico a darles la “bienvenida” y a decirles que: “México es un país de oportunidades”. ¿Pues qué no se fueron porque en México no encontraron esas oportunidades que hoy dice el presidente están en nuestro país? y es bien curioso que al jueguito del que hace la mano hace la tras, también el presidente del PRI y AMLO irán a hacer los apoyos a los migrantes, para que “no se sientan solos”, pues la verdad, jamás se han sentido acompañados por los funcionarios que hasta hoy, obligados por el tema, tratan de entender sus carencias y sus problemas, más porque les preocupa que se cierren los envíos de dinero a México que representan una gran cantidad de divisas para que los gobernícolas las sigan dilapidando y robando. Hoy, deben estar todos muy preocupados porque un diputado racista del partido republicano acaba de poner una iniciativa al congreso de los Estados Unidos dominado por ellos para que se imponga a las remesas un impuesto del dos por ciento que se destinaría a pagar el muro… y deben estar mucho más preocupados los genios de Hacienda, los consejeros o consigliaris del presidente y su manada de lambiscones, cuando se conoce que “han salido del país 48 mil 314 millones de dólares generados en actividades ilícitas en México, que representan el 55 % de la “deuda eterna” del país”, y me pregunto: ¿Pues no hay un control absoluto en el manejo de divisas? ¿Qué no la SHCP tiene mecanismos de control para detectar los miles de millones de dólares que se generan en actividades ilícitas y evitar su saluda del país? La realidad es que esos miles de millones de dólares no salen en maletitas, en una operación “hormiga”, salen en grandes operaciones bancarias y de trasferencia de montos incalculables y se supone que, los eficientes empleados de hacienda están a las vivas, cuando menos, para cobrar los moches que les deben dar los bancos y especuladores financieros para que no “vean” esas operaciones sino hasta que, cuando ya pueden decir que salieron del país…
         Ahora, el señor Donald Trump., habla de que los soldados mexicanos no son eficientes en el combate en contra de los narcotraficantes. Ya hemos explicado que las grandes operaciones de tráfico de drogas, con la siembra y la distribución se han realizado en el país con los acuerdos de nuestros políticos con los políticos y agentes norteamericanos, tal como se operara el famoso asunto del Rancho el Búfalo en el Estado de Chihuahua, donde por medio de la DFS y coordinados por el coronel Oliver North, se trafica a  los Estados Unidos miles de toneladas de marihuana con la protección de ambos lados para que, de las utilidades generadas, se repartieran a los funcionarios y policías mexicanos y se canalizaran a los norteamericanos para que se aumentara el tráfico de armas y recursos en la zona de Centro América, en aquel incidente que se conoció como el escándalo IRÁN.CONTRAS, donde se demostraba la participación de la CIA y de otros grupos militares a nivel nacional e internacional que estaban fomentando lo que hoy se conoce como las guerras preventivas para saber cómo operarían los ejércitos y las resistencias nacionales, en las confrontaciones en la zona de América, y de llevar la guerra a la zona de Irán, donde hasta el momento se encuentran las tropas de ocupación de los Estados Unidos. Así, en esta lógica, cuando convencen a Felipe Calderón de entrar de lleno en la Guerra contra el narcotráfico se sabe hoy, que con ello, se aumentaron en 900% los grupos del narcotráfico, y en ese mismos año, enviando a los militares a las calles en el sexenio de Calderón, se “disparó por arriba del 2000% la tasa de civiles muertos en enfrentamientos entre autoridades y presuntos delincuentes” ,y este aumento de la violencia ha sido el resultado de la “estrategia” para combatir al narcotráfico que deterioró la seguridad en el país. “En el 2007, cuando comenzó el despliegue de fuerzas federales operaban en el país 20 organizaciones criminales que estuvieron involucradas en 79 enfrentamientos…” después, para vendernos más equipos y armas, se traficaron armas desde y por agentes de Estados Unidos, que se regalaron a los grupos y a los policías para amentar el grado de violencia de parte de las agencias norteamericanas con el visto bueno de los políticos, así, los mexicanos, hemos pagado una enorme cuota de sangre y el gasto de cientos de miles de millones de pesos en esta Guerra que no ha tenido resultados, por la simple razón que en los Estados Unidos siguen los altos niveles de consumo, y el negocio en grande tal como ahora legaliza la marihuana para abarcar un nuevo nicho en sus negocios, a nivel mundial… y luego dicen que, los malos, somos nosotros…