Ciudad de México. Para la mayoría de los mexicanos su vida sexual es muy importante y planea sus encuentros -en promedio seis al mes- con fecha y hora específica, lo que derriba el mito de la espontaneidad, afirmaron especialistas. Pero, una tercera parte están insatisfechos con la calidad de sus relaciones. Es más, casi la totalidad de las mujeres está de acuerdo en que su pareja busque ayuda para mejorar su desempeño.

Y es que, un problema grave, todavía difícil de reconocer, es la disfunción eréctil que afecta en algún grado a más de la mitad de los varones entre los 40 y 70 años. Una minoría de los afectados lo reconoce y pide ayuda, pues persiste el machismo que obstruye el derecho al placer propio y el de la pareja, afirmaron los terapeutas y expertos en sexualidad, Francisco Delfín y David Barrios.

La próxima celebración del Día del Amor y la Amistad es propicia para hablar del tema y de la importancia del placer sexual para hombres y mujeres. Subrayar que es un derecho inalienable de los individuos y debería asegurarse que dicho placer sea pleno y de calidad. Que no se limite a la simple penetración, afirmó Barrios.

Indicó que cada vez más las mujeres se involucran en el tratamiento de los hombres, principalmente cuando hay disfunción eréctil. Antes ellos llegaban solos, con resistencia a hablar de su intimidad, pero ya en el límite por la dificultad creciente para evadir a su pareja. El involucramiento de ellas ha sido lo mejor, comentó Barrios, porque el tratamiento integral en el que también se atienden las necesidades de las mujeres, contribuye a mejorar la relación.

Es frecuente, dijo, que cuando los hombres se aíslan y pretenden esconder sus dificultades para lograr la erección, las mujeres piensan que ellas tienen la culpa, que ya no son atractivas o que tal vez, hay otra mujer. Y de ahí se pueden derivar otra diversidad de conflictos, como la inhibición del deseo sexual en ella o incluso la separación.

Eso no debiera ocurrir si hay comunicación, sobre todo en la época actual que existen tratamientos farmacológicos para combatir la disfunción eréctil.

Francisco Delfín advirtió que en la época actual es complicado el ejercicio de la sexualidad porque, en general, las personas realizan largos recorridos para llegar al trabajo y regresar a casa después de una jornada laboral extenuante. Por eso, lo ideal es planear el momento del encuentro sexual y antes, buscar ayuda para controlar la disfunción eréctil.

El especialista refirió estudios, según los cuales 30 por ciento de los hombres eyaculan, apenas un minuto después de haber iniciado el coito. Es un problema grave a escala global. Alrededor de 150 millones de hombres en el mundo tiene el padecimiento y se diagnostica y controla en un porcentaje muy reducido.

La Jornada