El Cuarto Tribunal de Distrito revocó el auto de libertad al ex vicario de la Catedral de Oaxaca, Carlos Franco Pérez Méndez, acusado de abuso sexual agravado al joven Lenin Moisés López Jiménez.

Joaquín Aguilar Méndez, abogado de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes, indicó que la revocación se dio por los magistrados de la segunda Sala Penal del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado tras una revalorización de pruebas, por lo que ahora tendrá que enfrentar su proceso en prisión a pesar de estar prófugo de la justicia.

Abundó que Carlos Franco debió presentarse voluntariamente el miércoles pasado ante la justicia para ser reaprendido, sin embargo, no lo hizo por lo que ahora sólo esperan su captura.

“Las autoridades competentes deben actuar con justicia esperamos con beneplácito que por primera vez se castiguen estos hechos tan dolorosos ya que en su organización se tienen documentados más de 500 casos de violación sexual por clérigos de la iglesia en todo el país” señaló Aguilar Méndez

Al respecto el sacerdote y también director del Albergue Hermanos en el Camino, Alejandro Solalinde, lamentó el actuar de la Iglesia Católica, principalmente del arzobispo, José Luis Chávez Botello, quien, afirmó, encubrió al sacerdote, después de la primera denuncia realizada por el joven.

En este sentido responsabilizó a Chávez Botello de negarse a entregar los videos de la Catedral como prueba para aprender al sacerdote.

En su intervención, Lenin Moisés López Jiménez manifestó ser víctima de desprestigio, de señalamientos y amenazas de la misma Iglesia Católica luego de declarar las series de violaciones por las que pasó.

Cabe recordar que estos hechos sucedieron el 25 de marzo del año pasado en plena semana santa y la denuncia según el expediente penal fue presentado el 29 del mismo mes.

El joven de 20 años de edad aseguró que el sacerdote lo emborrachó y posteriormente abuso de él, dentro de las instalaciones de la Catedral de Oaxaca.