Tras romperse el diálogo después del mediodía de este domingo, la presidenta municipal de Juchitán de Zaragoza, la perredista Gloria Sánchez López, echó mano de la Policía Municipal para desalojar a los vendedores ambulantes del centro de esa ciudad, lo que generó un zafarrancho.

Esta noche se reportaron tres personas lesionadas, sin especificar los nombres, luego de que los uniformados intentaran retirar a los comerciantes del primer cuadro.

Alrededor de las 09:00 horas de hoy comenzaron a llegar los vendedores pero la alcaldesa, hermana de Héctor Sánchez López, empresario del transporte y dueño de mototaxis, decidió llamar al diálogo a los inconformes para explicarles que fue una decisión del Cabildo no autorizar el uso de la plaza principal.

Luego de varias horas, no llegaron a ningún acuerdo por lo que los seguidores de Abelardo Pineda decidieron continuar en el lugar; por la noche vino la agresión por parte de los policías municipales y hasta el momento se reporta tensión en la zona, así como destrozos en algunos negocios y en mototaxis.