Oaxaca. – En inmediaciones de la tienda de autoservicio Aurrera del fraccionamiento El Rosario, un grupo de taxistas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), retuvieron taxis de color amarillo que prestan sus servicios en el centro de la ciudad.

Los ruleteros se inconformaron porque los taxistas del centro han estado levantando pasaje en las zonas habitacionales foráneas, siendo que solo tienen permitido salir de la ciudad a dejar a los usuarios.

Después de varias horas de pláticas y de concentración de transportistas de ambas agrupaciones en la entrada principal al fraccionamiento El Rosario, los ánimos se calmaron y empezaron a retirarse.