En diferentes ciudades estadounidenses se ha registrado el cierre de negocios u otras manifestaciones, como parte de la protesta #TheDayWithoutImmigrants

Inmigrantes que radican en Estados Unidos decidieron no trabajar este jueves para protestar contra las acciones y dichos del presidente Donald Trump.

La iniciativa fue apoyada por personas de distintos negocios, restaurantes, supermercados y la frase #TheDayWithoutImmigrants en Twitter.
La idea de manifestarse así nació la semana pasada en redes sociales, donde se lanzó la convocatoria a que “indocumentados, residentes, ciudadanos e inmigrantes de todo el mundo” se quedaran en casa.

Aunque las ciudades no están paralizadas se ha notado el apoyo a la iniciativa, en protesta contra las acciones de Trump, de endurecer la persecución de inmigrantes indocumentados e incluso tratar de vetar la migración de personas de 7 países musulmanes.

De Nueva York a Los Angeles, los inmigrantes no fueron a trabajar, no llevaron a sus hijos a las escuelas, evitaron comprar combustible o intentaron, por diferentes medios, poner de relieve el costo para Estados Unidos de un día sin ellos.

“Creo que es sensacional, especialmente que esté ocurriendo aquí, en (Washington) DC, donde afecta directamente a la gente de Trump”, dijo Amara Shaker-Brown, de 27 años, que trabaja en una empresa de tecnología.

“Si quieren pedir un almuerzo, podrán ver que su política migratoria tiene un impacto directo”, afirma  Shaker Brown, cuyos abuelos nacieron en Italia, Líbano e Irlanda. “Soy descendiente de inmigrantes, como casi todos en este país”.

La mezcla de protesta, boicot y huelga tiene lugar en momentos en que un gran temor se extiende principalmente en la comunidad de latinoamericanos en todo el país, a causa de las operaciones que desembocaron en la detención de cientos de extranjeros sin papeles que viven en Estados Unidos.

La reportera Mackenzie Elmer reportó vía Twitter que en el Capitolio unas 2, 500 personas protestaron como parate de la acción de un día sin inmigrantes.

En Washington el chef de origen español, José Andrés, anunció que los restaurantes Zaytinya, Oyamel, y las 3 locaciones de Jaleo permanecerán cerrados.

Restaurantes como The Royal y Vinoteca en Washington permanecerán abiertos pero donarán las ganancias a las organizaciones ACLU y Ayuda. Otra estrategia de apoyo a los migrantes es la de la Pizzería Paradiso, sus sucursales de Georgetown y Old Town permanecerán cerradas pero le pagarán el día a sus trabajadores inmigrantes.

En San Francisco 33 restaurantes no dieron servicio hoy.

Animal Político