Cd. de México.- La Máquina ligó hoy nueve partidos sin triunfo en lo que va del año y hasta sirvió de trampolín para que Atlas volviera a ganar de visitante, luego de una racha de 10 meses sin lograrlo.

El conjunto cementero fue superado 1-0 por los Zorros, para sumar seis duelos sin victoria en la Liga por tres de Copa.

Un gol de Fidel Martínez fue suficiente para que los Rojinegros prolongaran la racha celeste y, de paso, Cruz Azul perdiera el invicto en casa, frente a poco más de 21 mil personas.

El ecuatoriano tuvo todo el tiempo para bajar el balón de pecho en el área, frente a la pasiva marca de Omar Mendoza, antes de batir con disparo raso al portero Jesús Corona. El “Alegría” recibió el centro de José Madueña, quien dejó en el camino a Adrián Aldrete y a Martín Rodríguez, al 41′.

Esa fue apenas la segunda llegada de peligro del visitante, que pasó por el Azul a defenderse.

La Máquina metió el acelerador y tuvo sus opciones, como en varios partidos de este Clausura 2017, pero no supo meter el balón a la red rival.

Al 32′, un remate de media vuelta de Martín Cauteruccio reventó el travesaño, dos minutos antes de que Joao Rojas no alcanzara a empujar un centro de Rafael Baca.

Los celestes no pudieron empatar ni siquiera porque el Atlas perdió a su portero titular, Óscar Ustari, tras lastimarse el brazo en la última jugada del primer tiempo.

Miguel Fraga respondió en el complemento, como al 89′, cuando Jorge Benítez lo probó con disparo cruzado.

Antes, sendos remates de Cauteruccio y de Julián Velázquez pasaron rozando el poste derecho de los Zorros, al 77′ y 78′, respectivamente.

El equipo de Paco Jémez ya no pudo hacer mucho ni porque jugó con dos puntas, tras el ingreso de Benítez.

Así, el técnico español quedó en la cuerda floja previo a una semana clave para Cruz Azul pues primero recibirá el miércoles a Gallos Blancos de Querétaro con la obligación de ganar para no quedar fuera en la Copa, antes de meterse el sábado próximo al Estadio Azteca, para el Clásico contra América.

REFORMA /Félix Zapata