Juan Vélez

* Pide a la Fiscalía, SSP municipal y Defensoría de los Derechos Humanos abrir investigación y sancionar a funcionario implicado

Oaxaca se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo en el país, tan solo en 2016, la organización Artículo 19  documentó 60 agresiones contra periodistas en el estado, incluyendo el asesinato de 4 comunicadores.

Artículo 19 exige a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca  investigue los hechos ocurridos el 15 de febrero y al gobierno municipal que abra un proceso administrativo y cese de sus labores al personal involucrado en las agresiones.

Asimismo, urge  a la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Oaxaca de Juárez que abra un proceso administrativo por negligencia en contra de los policías que fueron testigo de las agresiones en contra del periodista y que decidieron no apoyarlo.

El organismo de la sociedad civil también insta a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca a que abra una  queja  por la posible violación de derechos humanos cometidos ese día.

Othón García, reportero del Rotativo de Oaxaca, fue golpeado y amenazado con ser desaparecido, por un presunto inspector del gobierno municipal de Oaxaca de Juárez, el 15 de febrero de 2017.

En conversación con ARTICLE 19, García relató que acudió a documentar el deceso de una persona en la Central de Abasto de Oaxaca, en donde se acercó a una distancia de aproximadamente dos metros de la zona acordonada, cuando una persona vestida de civil –que se identificó como inspector municipal– le dijo que no había paso.

El reportero le respondió que estaba respetando la zona de acordonamiento y que sólo hacía su trabajo, para después comenzar a tomar fotografías desde ese punto.

Momentos más tarde, llegó otro sujeto vestido de civil –quien fue señalado por comerciantes como: el Jefe de Inspectores del Gobierno Municipal– y le dijo “hazte a un lado que voy a mover este puesto”.

El periodista repitió que estaba trabajando, pero el sujeto le advirtió que no podía tomar fotografías.

En ese momento, el reportero fue golpeado y amenazado por el trabajador del municipio: “Él llevaba una mariconera, supuse que iba a sacar un arma.

“Entonces me quedé quieto”, indicó el reportero.

Me descontó dos puñetazos, uno en el labio inferior y otro en el cuello. Cuando me golpeó me dijo que si él quería me podría desparecer”, dijo García.

Tras ser golpeado, el periodista se acercó a elementos de la policía municipal que se encontraban ahí para pedirles que detuvieran al sujeto que lo había agredido, pero lo ignoraron.

“La policía no me hizo caso. Me tiraron a loco a pesar de que sí vieron que me golpearon”, relató García.

Tras el desinterés de la policía municipal, acudió entonces con un agente estatal de investigación y le pidió ayuda, sin embargo, éste le respondió que mejor fuera al cuartel a pedir apoyo de los policías que ahí se encontraban.

Othón le comunicó a ARTICLE 19 que cree que las agresiones se dieron para intentar ocultar el accidente ocurrido ya que los baños pertenecen a un líder influyente del mercado.

Foto cortesía.