Justamente hoy desperté con una pregunta: ¿Para qué sirven las conmemoraciones, los homenajes y las celebraciones, los días internacionales y mundiales?

Y leyendo durante el trayecto, encontré, entre muchas, la respuesta que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, que hoy nos invita a celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna.

¿Por qué tantos días internacionales?
¿Para qué sirven? Y la respuesta es sencilla pero profunda.

Estos días sirven para SENSIBILIZAR, CONCIENTIZAR, LLAMAR LA ATENCIÓN, de que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, “A TRAVÉS DE ESTA SENSIBILIZACIÓN, LOS GOBIERNOS Y LOS ESTADOS ACTÚEN Y TOMEN MEDIDAS O PARA QUE LOS CIUDADANOS ASÍ LO EXIJAN A SUS REPRESENTANTES”

Por eso hoy aquí, como en otras partes de México y el mundo, celebramos “EL DÍA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA” proclamado por la UNESCO a principios del milenio y que en Oaxaca, cobra especial relevancia.

Y es que de acuerdo al Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas iniciativa del Presidente Peña Nieto, en Oaxaca vivían un millón doscientos cinco mil ochenta y seis mujeres y hombres mayores de 3 años hablantes de una lengua materna, cifra que representaba más del 16 % entre todos los estado del país.

Nuestras lenguas son patrimonio intangible, el orgullo de Oaxaca, son el primero contacto de nuestros niños con la realidad.
No se trata de que su lengua materna sea su único contacto con el mundo; Oaxaca tiene hijos de quienes nos sentimos orgullosos, que han tenido la posibilidad de aprender otras lenguas, pero atesorando la suya propia; la que aprendieron de sus padres, de sus abuelos y que no están dispuestos a dejar morir.

En Oaxaca tenemos, todavía, 18 lenguas originarias con docenas de variantes, e es de menester DEFENDER, FORTALECER Y PRESERVAR.

OAXACA NO MERECE COMUNIDADES SIN BRAZOS NI PIERNAS.
¡Y AQUÍ TODOS SOMOS CORRESPONSABLES: CIUDADANÍA, GOBIERNO, ASOCIACIONES CIVILES, INSTITUCIONES DE DEFENSA DE DERECHOS HUMANOS, FUNDACIONES, COLECTIVOS CULTURALES!.

Oaxaca necesita de toda generosidad de su gente; y si la cruzada es para que nuestras lenguas maternas no desaparezcan no habrá manos ni voluntades que sobren.

Somos orgullosos herederos de una gran riqueza fonética y gramática; lenguas que se hablan y se escriben pero que no están exentas de riesgo como el IXCATECO y el CHOCHOLTECO en la Mixteca, de desaparecer.

Ni los no menos dolorosos caso como el HUAVE, el CHONTAL y el ZOQUE en el Istmo de Tehuantepec.

La Organización de las Naciones Unidas ha escogido este día para crear conciencia, para movernos a la acción; para que todas las instituciones que generosamente forman a nuestros niños, otorguen preferencia a las Lenguas Madres y sean santuarios de salvación de lo que un día simplemente puede desaparecer.

No por nada, Don Miguel de Unamuno, nos dejó dicho: “El idioma es la otra sangre de las venas.”