Oaxaca, Oax. El gobierno de Alejandro Murat Hinojosa ha logrado subsanar en gran parte las finanzas colapsadas que dejó Gabino Cué Monteagudo en el Estado aunque no se puede aún hablar de una estabilidad económica.

El secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, Jorge Gallardo Casas aseguró que la entidad  ha salido de la “crisis financiera” en la que el sexenio de Gabino Cué Monteagudo la sumergió.

Sin embargo, para ello han tenido que hechar mano de un segundo  préstamo financiero por un monto superior a los  mil millones de pesos para salir al “paso” en el pago de la deuda a proveedores.

Y es que en fechas pasadas la actual administración  adquirió en un inicio una deuda de mil millones de pesos para sufragar los sueldos y aguinaldos que dejó pendiente la administración pasada además de unos pasivos y obligaciones que se tenían en diciembre.

El pendiente económico tendrá que ser liquidado en un año; es decir al finalizar este 2017 mientras que se ha pensado en un crédito más para solventar el pago a proveedores a los cuales no se les ha pagado debido a que el proceso de presentación de documentación a penas concluyó.

Dijo que el motivo por el que aún no se han hecho los pagos obedece a que no ha terminado el proceso de  revisión de la documentación presentada, toda vez que se busca que las empresas a las que se les adeuda estén legalmente constituidas y no sean empresas patito.

“Lo que cada Secretaría tiene que hacer es evaluar los gastos y entender cuáles seguirían siendo los gastos para poder cumplir las expectativas”, expuso el titular de la Sefin quien además agrego que el análisis de los 100 días de administración lo tendrá que realizar la Jefatura de Gobierno.

Los resultados, no se van a percibir de inmediato porque son temas que estamos checando a fondo como es el caso de un mayor control de gastos y mejorar  las condiciones financieras de la entidad.

Entre los retos manifestó será entablar una buena relación con los bancos y como mejorar las tazas de intereses para tener un poco más de flujo financiero, dijo al reiterar que no se ha pagado a proveedores “se está haciendo la evaluación sobre las facturas; si las empresas están constituidas que no tengan adeudos con el SAT y el estado “, expuso.

Lo anterior al mencionar que inicialmente se había estimado un pago a proveedores de dos mil 200 millones de pesos y que se continua en análisis.