En su día, la Bandera monumental de Campo Marte luce rasgada.

Al momento de izarla, la enorme tela se atoró en una estructura metálica que sostenía las bocinas, por lo que cayó y la rompió.

Esto frente al Presidente Enrique Peña Nieto y los representantes de los Poderes Judiciales y Legislativo, quienes realizaban honores al lábaro patrio en el marco de la ceremonia anual.

Las decenas de soldados que ayudaban al izamiento no lograron hacer nada para impedirlo.

La conmemoración sigue su curso, aunque la Bandera monumental, que tiene un costo superior a los 350 mil pesos, se ondea con diversas rasgaduras.

En la ceremonia asisten más de 5 mil elementos de las Fuerzas Armadas.

 

REFORMA