Ciudad de México. La Dimensión de Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia del Episcopado Mexicano convocó a un diálogo con las autoridades civiles de los tres niveles de gobierno, agentes pastorales, empresarios y organizaciones civiles para enfrentar el desafío que representa la migración
El obispo Guillermo Ortiz Mondragón, encargado de la instancia religiosa, planteó que el diálogo es “para salvaguardar el respeto a la dignidad y apoyar a cada persona en su proyecto de vida para el desarrollo particular, de su familia y de nuestra nación”.

Señaló que la realidad globalizante que vivimos invita al encuentro más que al conflicto entre los países, por lo que sugirió suscitar el diálogo en todos los niveles.

Recordó que México se encuentra en el eje del gran desafío que representa la migración por ser un país de tránsito, estación temporal y definitiva de personas provenientes de otras nacionalidades, así como “lugar de salida y que acoge a connacionales al ser repatriados”.