Oaxaca, Oax.- La celebración del miércoles de ceniza es el comienzo del tiempo de la Cuaresma, en donde se invita a todos a tomar más en serio el camino de la fe.

 

En misa que se llevó a cabo en la Catedral, se indicó que la fe no solo consiste en actos religiosos o en algunas acciones buenas, si no se nota la bondad o frutos del amor, se señal de que urge modificar.

 

La vivencia de la fe cambia a las personas, las proyecta en el trabajo, siempre da frutos de bondad y amor en su familia y trabajo, son vidas que atraen pues muestran el amor de Dios y lo atraen.

 

La fe se manifiesta en el seguimiento de Cristo, es el que muestra la fuerza, así es como los cristianos muestran la fe, con visión más humana.

 

El llamado es a todos, para que orienten el camino, para que se tengan cambios que sean de fondo en la familia, que se expanda a las colonias y ciudades, para que los efectos se reflejen en en general.

 

La Cuaresma el llamado es a una profunda revisión, y a generar compromisos reales de cambios que lleven a tener mejores condiciones.