Washington. El ex presidente Barack Obama nunca ordenó espiar a ningún ciudadano estadunidense, dijo un portavoz este sábado, luego de que el actual mandatario Donald Trump acusara a su predecesor de haber intervenido sus líneas telefónicas durante la campaña electoral del año pasado.

“Ni el presidente Obama ni ningún funcionario de la Casa Blanca ordenaron espiar a ningún ciudadano estadounidense”, dijo el portavoz de Obama, Kevin Lewis en un comunicado.