PLAYBOY

Además de ser una de las mejores partes del sexo, estudios demuestras que esta práctica inciso puede salvar la vida de un hombre. No decimos que sustituye al RCP, pero cuando un hombre recibe sexo oral está comprobado que disminuye su presión arterial, alivia el estrés e incluso puede disminuir el riesgo de cáncer de próstata.

Presión arterial: Un estudio que investigó la conexión entre el sexo y la presión sanguínea descubrió que, aunque masturbarse o tener sexo oral no es tan bueno como el coito, aún ayudan a aliviar padecimiento de presión comparada con gente que se abstiene. No lo uses como frase para ligar, pero sí que es una gran razón.

Estrés: Se ha comprobado una y otra vez que el sexo en cualquier de sus formas es de lo mejor para aliviar la tensión gracias al químico que libera el cerebro llamado dopamina. Mézclalo con el incremento de endocrinas y tienes el coctel perfecto para tener la mente en paz.
Cáncer de próstata: Mientras que la Clínica Mayo concluyó que “no hay evidencia determinante para decir que la eyaculación frecuente reduce el riesgo de cáncer de próstata”, algunos estudios muestran que hombre que eyaculan presentan menos incidencia de este mal que otros que no eyaculan tanto. Un excelente dato: para obtener este efecto positivo, el Journal of the American Medical Association asegura que se debe tener sexo al menos 12 veces a la semana y por cada incremento de tres sobre esta cifra, el riesgo disminuye 15% más.