Cada semana dos mujeres son asesinadas en Oaxaca por cuestiones de género, cifra que va a la alza si se compara con las muertes registradas durante el sexenio anterior, informó la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.
En los primeros tres meses del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, el promedio de mujeres asesinadas en el estado se incrementó respecto al sexenio anterior. Durante los seis años de Gabino Cué Monteagudo, fueron asesinadas 527 mujeres, en promedio 7.31 cada mes; en la actual administración aumentó a 8.66, un total de 26 feminicidios en 98 días de la gestión actual.
En resumen, la organización civil sentencia que los “feminicidios no cesan, no se esclarecen, no se castigan. Peor aún, se recrudecen”. La situación de la mujer en Oaxaca, sin embargo, es más alarmante por la violencia de género, la violencia política, la exclusión, la pobreza y marginación.
A principios del 2017, detalla la asociación civil, se registraron 6 casos de violencia política en nuestra entidad, lo que pone de manifiesto un sistema patriarcal en donde las mujeres son excluidas de los espacios de decisión.
Además, apunta, no se puede olvidar el incremento de la violencia física, sexual y psicológica y el acoso callejo contra mujeres y niñas en los distintos espacios.
“También hay que denunciar que la pobreza, explotación laboral y violencia económica, política, legal, laboral y verbal de la que somos objeto, no es más que la expresión de la embestida del sistema neoliberal que pretende reproducirse en nuestros cuerpos y lacerar nuestros derechos humanos en todos los ámbitos de nuestra vida, poniendo en peligro las conquistas más básicas de libertad, igualdad y dignidad que valerosas mujeres mexicanas han conseguido a lo largo de la historia”.
En el marco del Día Internacional de la Mujer, se realizó un paro en el que se propusieron no realizar ningún tipo de labor.
“Paramos en defensa de nuestros derechos laborales y nuestras batallas sindicales ganadas, para que el Estado reconozca que tenemos derecho a trabajo, salud, educación, libertad de expresión y sobre nuestro propio cuerpo”.
La asociación Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad también exigió un reconocimiento de los aportes de las mujeres a la sociedad y equidad en el ámbito laboral.
“Que quede claro que si paramos, se afecta la producción económica, y la economía capitalista, se paran los hogares, se detiene la reproducción de la vida”.