Agustín Gutiérrez

Al menos 10 reclusos mantienen retenido al director y al jefe del penal de Matías Romero Avendaño, municipio de la región del Istmo de Tehuantepec, y amenazan con asesinarlos si no les conceden sus peticiones.

Después de las 17:00 horas inició la rebelión de los presos que con armas punzocortantes y un hacha se apoderaron de las oficinas del responsable del centro penitenciario.

De acuerdo con las primeras versiones, su demanda principal es que sea cambiado de penal un individuo apodado “El Chiquis”, presuntamente un reo de alta peligrosidad que fue trasladado del Centro de Readaptación Social de Santa María Ixcotel.

Después de al menos tres horas, la tensión prevalece en el lugar, custodiado por elementos de la Policía Estatal, Policía Municipal y el Ejército Mexicano.

Pese a los evidentes hechos de rebelión, la Secretaría de Seguridad Pública informó que se descarta que sea un motín y que ya hay diálogo con los reclusos.