Trabajadores del Poder Judicial de Oaxaca alertaron sobre el saqueo de documentos y evidencias de presunta corrupción en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), por parte del hasta hoy presidente, Alfredo Lagunas Rivera.

De acuerdo con trabajadores de base y de confianza, desde el viernes por la tarde y durante el fin de semana, allegados a quien fuera cercano colaborador del gobernador Gabino Cué Monteagudo han retirado cajas de expedientes y archivos, con el propósito de no dejar huellas.

Asimismo, este día culminarán con la limpieza de los equipos de cómputo de las principales áreas del Poder Judicial, entre ellas la administrativa y el fondo de justicia, donde se manejan varios millones de pesos.

Narraron que el fin de semana pasado, Alfredo Lagunas fue convencido de dejar la titularidad del Tribunal, pero puso una serie de condiciones, entre ellas evitar que haya auditorías en su contra; permitirle continuar como magistrado, en un área ajena al Tribunal Superior; basificar a sus allegados.

Entre quienes obtuvieron su base, alertaron, se encuentra Carmen Tompson, coordinadora de Comunicación Social, quien también se lleva diversas facturas que adeuda a medios informativos con quienes tuvo relación comercial.

Demandaron al gobernador Alejandro Murat impedir el saqueo y anunciaron de que en caso de que haya una evidente basificación de personal allegado a Lagunas Rivera, se manifestarán para que sean retirados dichos trabajadores.

Cabe mencionar que este lunes tomaría posesión como presidente interino del Tribunal Superior, el licenciado Raúl Bolaños Cacho.