En presunto estado de ebriedad, el funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Oaxaca, Heliodoro Díaz Aguirre, habría atropellado con una lujosa camioneta a dos personas, dañó al menos dos vehículos y atravesó con su unidad una pared de un taller mecánico.
Los hechos sucedieron la mañana de este domingo en la calle Emilio Carranza de la ciudad de Oaxaca, a una cuadra de la terminal de autobuses ADO, casi frente donde el político priista Heliodoro Díaz tiene su domicilio.

De acuerdo con testigos, a bordo de su camioneta marca Jeep, tipo Cheroke, con placas de circulación para personas discapacitadas 125-TT, quien fuera recomendado para el puesto por el delegado de la Sedesol, Martín Vásquez Villanueva, iba a compañado de una dama, ambos en estado de ebriedad.

Al no poder controlar el vehículo, se impactó con un taxi de la ciudad y arrolló a dos personas, para luego atravesar una pared. Elementos de la Policía Vial del municipio de Oaxaca de Juárez llegaron al lugar y se llevaron a Díaz Aguirre a los separos municipales.

Sin embargo, horas más tarde, la autoridad municipal reculó y dijo que no se trataba del hijo del ex diputado federal y ex funcionario del Infonavit.
Heliodoro Díaz Aguirre ha protagonizado una serie de escándalos en la vía pública y también en redes sociales, como en diciembre de 2014, en que su padre presumió que le regaló un lujoso auto Porsche, con valor de casi un millón 500 mil pesos.