Durante 20 años de ser obispo, de tienen momentos que marcan y sobre todo, que generan aprendizaje, además de visualizar lo que se requiere para los católicos, señaló el Arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello.

 

Realizó una reflexión sobre su labor y sobre todo, su trabajo en esta entidad, en donde afirmó, se requiere tener una mayor proyección social de la fe.

 

Principalmente, porque muchas personas son católicas, pero dejan la práctica en los templos y no llevan las enseñanzas de Dios a sus trabajos, colonias y diversos ámbitos.

 

Señaló que se requiere también un mayor compromiso y participación de los laicos, para que la evangelización no sea solo actividad de los sacerdotes.

 

Aseguró que desde su llegada a Oaxaca quedó muy impresionado por el recibimiento que tuvo, lo que lo motivó a realizar recorridos por todas las parroquias para constatar sus condiciones y aplicar medidas para avanzar.

 

Se necesita una mayor participación de las personas, atender el llamado de Dios y asumir los retos, tal y como le ha sucedido desde que fue llamado a servir en este ministerio.