Joani Cruz México, Cd. de México (19 marzo 2017)

Ricardo La Volpe vive momento complicado en América por los malos resultados.

El Clásico que puede graduar a Francisco Palencia como técnico de los Pumas, también sentenciaría el adiós del América de Ricardo La Volpe.

La semana fue muy distinta para los dos.

Mientras en Pumas se adaptaron a huelga arbitral en plenos días de Clásico capitalino, en Coapa, todo fue hermetismo, en un equipo que ha dado de que hablar, de nueva cuenta, por la indisciplina de sus jugadores y directiva.

Por si fuera poco, así como América recupera jugadores lesionados, también los sigue perdiendo.

Lo que obligará a que hoy, La Volpe tire de un 11 inédito para enfrentar a un equipo que utiliza a CU como su principal aliado.

Los azulcremas recuperaron a Cecilio Domínguez, quien dio chispazos de buena calidad antes de lesionarse, pero también perdió a Pablo Aguilar, por suspensión, y a Paolo Goltz, por lesión, su par de centrales titulares.

Ahí la primera tarea del “Bigotón”, que en el peor momento del Clausura 2017 deberá levantar a su equipo, lleno de dudas, que suma sólo 11 puntos tras 9 partidos, una cifra insuficiente para aspirar a Liguilla.

Pero Pumas significa una buena señal para La Volpe, equipo contra el que debutó y venció el semestre pasado, en su segunda etapa como técnico de las Águilas.

Del otro lado del banquillo estaba Francisco Palencia, quien perdió ese partido desde la mesa de ajedrez, esa en la que al argentino lo reconocen como un maestro, creador de una corriente que hoy en día profesan otros tantos entrenadores.

Palencia se murió con la suya y cayó en ese duelo 2-1. Antes, el estratega auriazul había derrotado a las Chivas, en su debut como técnico de los universitarios.

También, ya en el Clausura 2017, se hizo cargo de Cruz Azul en la Jornada 2. Por lo que sólo le resta un partido que debe ganar para graduarse ante su gente, en Ciudad Universitaria, un lugar que sabe otorgar ese tipo de honores a sus mejores alumnos, esos que derrotan al odiado rival, al América.

Auriazules y azulcremas llegan en momentos distintos, mientras los del Pedregal están en zona de Liguilla y presumen imbatibilidad en casa, los de Coapa están fuera de zona de clasificación y sumidos en una rebeldía que ya les pasó factura con Pablo Aguilar.

Es CU Territorio de ‘Nico’

Con una defensa parchada, así intentará parar Ricardo La Volpe al goleador de la Liga MX.

Las bajas de Pablo Aguilar y Paolo Goltz no pudieron llegar en peor momento para el América, que hoy intentará frenar a Nicolás Castillo con todo lo que sea posible.

Una de las incógnitas para este partido será de quién tirará el “Bigotón” para cubrir la baja de sus dos defensas titulares.

La Volpe recuperó a Edson Álvarez, quien saldrá en el 11 inicial, pero sin pareja segura para tomar esa zona, pues el estratega tiene a Érick Pimentel, Osmar Mares y Gil Burón, para ocupar dos puestos en la zaga, aunque entre los tres suman apenas 285 minutos en lo que va del campeonato.

Pimentel no ha visto acción, Osmar Mares ha jugado tres partidos, en los que América recibió 5 goles (Tigres y Chivas). Burón también participó en tres duelos.

Que CU sea el escenario complica todavía más la situación para las Águilas, y no por el calor, sino porque América ha recibido los 10 goles en contra que tiene en el torneo, como visitante.

Y si hay alguien que sabe anotar en territorio auriazul, ese es “Nico” Castillo.

El chileno es la fortaleza del ataque de Pumas, que ya contaba con la entrega y calidad de Matías Britos, además de la revelación de Jesús Gallardo y los destellos de Pablo Barrera.

Ex de la Universidad Católica ha marcado todos sus goles en el Estadio Olímpico. Al único rival que perdonó fue a Pachuca.

Pero hubo otros que no se salvaron: Cruz Azul, Necaxa, Tijuana y Santos.

Ante Xolos, Castillo comandó el regreso de Pumas con un doblete, y contra los Guerreros, se apuntó otro par de tantos para la victoria de los felinos.